La situación del Toyota RAV4 en el mercado es realmente curiosa. La actual generación, la quinta, lleva a la venta desde el año 2019 sin haber experimentado un restyling de mitad de ciclo comercial y, además, le está haciendo sombra al Corolla Cross porque apenas hay 1.500 euros de diferencia entre uno y otro.  

Eso significa que, probablemente, muchos clientes que acuden al concesionario interesados por el Corolla Cross híbrido de 140 CV se llevan a casa el RAV4, más grande, con 218 CV y también con la etiqueta Eco

Pero más allá de esta particularidad, lo cierto es que al Recreational Active Vehicle 4 (vehículo recreacional activo con cuatro ruedas motrices), es decir, al RAV4, le hace falta ya una nueva entrega. Y, por lo que hemos visto en Internet, no podemos descartar nada en el ámbito estético.

Galería: Prueba Toyota RAV4 Plug-in Hybrid Style Plus

Nuevo RAV4, ¿un C-HR a lo grande?

Así las cosas, el nuevo SUV podría ser un clon a escala del Land Cruiser vintage que está cerca de llegar a los concesionarios. Ahora bien, también podría parecerse al exitoso C-HR, tal y como puedes ver en el modelo digital que encabeza este artículo. 

Si analizamos esta recreación, los faros son claramente heredados de su 'hermano' pequeño, si bien no hay un punto y aparte con el actual RAV4, pues mantiene los pasos de rueda trapezoidales y un aspecto campero muy marcado, fruto de un paragolpes realmente robusto. 

Ahora bien, también se integran de forma acertada en el conjunto unos interesantes 'guiños' deportivos, como la carrocería bicolor, unas grandes llantas de aleación de color negro o un capó con líneas muy marcadas.

Por supuesto, un SUV electrificado

Por supuesto, el nuevo RAV4 seguirá siendo híbrido e híbrido enchufable. ¿Mantendrá el motor atmosférico de gasolina de ciclo Atkinson y con 2,5 litros como base de estos trenes motrices? Nada se sabe, pero me extrañaría que hubiera un cambio en este ámbito. 

Eso sí, seguro que Toyota conseguirá aumentar la potencia y las prestaciones, mejorando a su vez el consumo, gracias a un mayor uso del propulsor eléctrico, tal y como viene logrando en sus nuevos vehículos. 

A comienzos de año, preguntamos a empleados de la marca japonesa si íbamos a tener noticias de un nuevo RAV4 a lo largo de 2024 y la respuesta fue negativa. Ojalá en 2025 haya novedades en el asunto. ¿Precios? Cuando llegue, lo normal es que se acerque o incluso supere los 40.000 euros, aunque habrá que ver el contexto en ese momento porque, por ejemplo, ahora mismo, varios fabricantes están bajando algo las tarifas.

Fuentes: Carsguide y Thanos Pappas