En la larga y prestigiosa historia de Ferrari, son innumerables los modelos que han forjado su leyenda. Pero más allá de las prestaciones y su belleza, algunos de estos coches también generaron diferentes emociones, entre ellas la del fundador de la marca.

666964d3e6b72

La parte delantera de este Ferrari era, por lo menos, relativamente compacta.

Tras la muerte de su hijo Dino en 1956, Enzo Ferrari decidió rendirle homenaje con una serie de coches, entre ellos el Fiat Dino (en colaboración con Fiat) y, por supuesto, los Ferrari Dino 206 y 246, que llegaron en versiones GT y GTS. Hoy nos interesa esta última variante...

666964d3e17f0

El Dino está equipado con las tradicionales llantas de 14 pulgadas, sin olvidar el logotipo que las acompaña

Un Ferrari con una larga historia

Uno de los ejemplares del 246 GTS se vendió recientemente en una subasta, a través de Bring a Trailer, y esto es un pequeño acontecimiento en sí mismo, ya que sólo se construyeron 3.000 ejemplares de este sublime coche.

Es más, el vehículo perteneció en su día a la cantante estadounidense Cher, y nunca hizo honor a su nombre, ya que el precio del Ferrari no fue nada barato. Se vendió por unos 528.000 euros, a pesar de tener más de 100.000 km recorridos (104.000 para ser exactos).

De hecho, el hermoso coche rojo se sometió a una revisión importante a finales de 2013, seguida de una restauración completa, aunque todavía hay algunos defectos menores en la carrocería.

El interior es todo de color negro y los asientos están envueltos en cuero Nero, pero el coche también tiene su lado moderno, ya que se beneficia de un sistema de aire acondicionado y elevalunas eléctricos.

666964d471ab7

Finalmente, este Dino 246 GTS está propulsado por un bloque V6 de 2,4 litros con tres carburadores, que desarrolla 195 CV y 245 Nm de par. La potencia se transmite al asfalto a través de las ruedas traseras, gracias a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

El velocímetro alcanza, técnicamente, los 270 km/h, pero la velocidad máxima del Ferrari está fácilmente 30 km/h por debajo de esa cifra. No obstante, el nuevo propietario probablemente no se quejará, porque no creemos que intente llegar al máximo.

Galería: Ferrari Dino 246 GTS (1972) Bring A Trailer