Suficientemente rudo para exigirle el máximo fuera del asfalto y cuidadoso con todos los pasajeros. El Mercedes-Benz Clase G 2024 mantiene esa dualidad histórica en el restyling que vio la luz hace unas semanas.

El todoterreno alemán sigue siendo uno de los más icónicos y lujosos del mundo, también en lo referido a su interior. Aquí está la cabina analizada al detalle. 

Mercedes-Benz Clase G, habitáculo

El facelift no ha cambiado mucho el interior del coche. El Clase G mantiene el salpicadero 'invadido' por el cuadro de instrumentos digital y la pantalla central con el sistema de infoentretenimiento MBUX, ambos de 12,3 pulgadas. El equipo multimedia es compatible con Apple CarPlay y Android Auto sin cables y también se pueden utilizar apps externas, como Spotify.

Mercedes Clase G (2024)

El volante achatado por la parte inferior tiene los radios divididos en dos para controlar diversos aspectos de la instrumentación y mostrar las distintas pantallas de información al conductor. El aspecto de las salidas de aire recuerda a la turbina de un avión, mientras que el pasajero delantero puede agarrarse con un asidero integrado en el salpicadero.

Los melómanos también pueden optar por el sistema de sonido envolvente Burmester 3D de 18 altavoces y 760 vatios. En la consola central hay posavasos térmicos para mantener una temperatura de entre 8 y 55 °C, y el climatizador automático es trizona.

Mercedes-Benz Clase G, conectividad

Como ya hemos comentado, la estrella (nunca mejor dicho) del conjunto tecnológico del vehículo es el sistema de infoentretenimiento MBUX. De serie viene la navegación con realidad aumentada, que muestra imágenes de la carretera en el monitor central y las mejora con información de giros, semáforos y demás. También está el asistente de voz avanzado para gestionar numerosas funciones con órdenes dadas de forma natural.

Mercedes Clase G (2024)

Entre las funciones más importantes del MBUX está sin duda el sistema de cámaras 360°, que incluye una vista que hace 'transparente' el capó para poder ver lo que hay debajo del coche, ideal en la práctica del todoterreno más exigente.

Mercedes-Benz Clase G, calidad y materiales

Siguiendo la tradición del Clase G, la tapicería es de la máxima calidad y se puede elegir entre numerosas alternativas. Los acabados Professional, Exclusive y Superior ofrecen tres estilos de interior, desde el más tradicional en cuero negro (o marrón nogal y beige moteado) hasta el cuero Nappa con diseño de rombos en los asientos.

Mercedes Clase G (2024)

Las molduras son de madera de nogal natural, cuero y negro piano, mientras que en las versiones más completas encontramos también el revestimiento de techo de microfibra negra Microcut. También en las versiones más completas, hay un cojín para las rodillas en el lateral de la consola central para aumentar aún más el nivel de confort.

Mercedes-Benz Clase G, espacio y maletero

El restyling no ha alterado las dimensiones del Clase G, que sigue midiendo 4,82 metros de largo, 1,93 de ancho y 1,97 de alto. En consecuencia, el espacio interior abunda tanto para los pasajeros como para el equipaje. Sobre este último punto, Mercedes-Benz habla de una capacidad mínima de 621 litros (con la posibilidad de aprovechar un compartimento de formas más bien regulares), ampliable a 1.941 litros.

Galería: Mercedes-Benz Clase G 2024