Incluso el SUV más lujoso del mundo necesita actualizarse con el paso del tiempo. El coche más vendido de Rolls-Royce se renueva con un frontal rediseñado. Este enfoque inesperadamente atrevido suscitará polémica. El Cullinan 2024 seguirá incluyendo en su gama la versión Black Badge con su motor V12 de 600 CV.

Conocido a partir de ahora como Cullinan Series II, el opulento todocamino incorpora nuevos faros con luces diurnas LED ampliadas, que descienden hasta el paragolpes, lo que confiere al frontal un aspecto más peculiar.

Parece que la empresa matriz, BMW Group, también está dispuesta a asumir riesgos de diseño con su marca de ultralujo. No hay faros divididos como en el BMW X7, pero el cambio de imagen es igualmente controvertido.

Rolls-Royce Cullinan 2024
Rolls-Royce Cullinan

No sólo los faros tienen un aspecto poco convencional, sino también el propio paragolpes delantero. Rolls-Royce ha retirado las esbeltas tomas de aire que flanqueaban la parrilla. En consecuencia, surge una gran superficie 'limpia'. Por otra parte, las tomas de aire inferiores rediseñadas están ahora ligeramente inclinadas, mientras que el sensor de radar de gran tamaño sigue situado debajo de la matrícula.

El SUV recibe también una parrilla iluminada ya empleada en otros modelos de la compañía y en algunos BMW. Otra novedad es la adopción de majestuosas llantas de 23 pulgadas, que representan una primicia para el modelo. La pintura Emperador Truffle completa los cambios en el exterior.

Del mismo modo, el Cullinan Black Badge recibe este cambio de imagen pero con llantas de 23 pulgadas diferentes. Es el primer modelo Black Badge que luce un juego de llantas tan grande, con 10 radios entrelazados. Varios detalles exteriores (incluida la figura del Espíritu del Éxtasis) tienen un aspecto negro y hay más molduras oscuras que antes. Incluso se puede elegir una versión totalmente negra de la parrilla.

<p>2025 Rolls-Royce Cullinan Serie II</p>

Rolls-Royce Cullinan 2024

<p>2025 Rolls-Royce Cullinan Insignia Negra</p>

Rolls-Royce Cullinan Black Badge 2024

La distribución interior no ha cambiado. Sin embargo, debajo del reloj analógico se encuentra ahora el Espíritu del Éxtasis, para que tu chófer sepa que no está conduciendo un BMW X7 'mundano'. Las molduras de fibra de carbono del salpicadero del Black Badge llevan nada menos que seis capas de laca. Cada una de las 23 piezas se pule a mano para conseguir un acabado de espejo que tarda 21 días en completarse.

El Black Badge se muestra aquí con un nuevo y llamativo interior de cuero Duality Twill que utiliza la friolera de 2,2 millones de puntadas y 18 km de hilo. Más en concreto, el Cullinan 2024 puede tener 107.000 perforaciones de 0,8 y 1,2 milímetros. Queremos conocer a la persona responsable de contar todos los diminutos agujeros de la tapicería de los asientos...

2025 Rolls-Royce Cullinan

El renovado SUV aún puede tener siete plazas si se opta por los asientos traseros individuales instalados en el compartimento de carga. Estos asientos sólo se utilizan cuando el vehículo está parado y flanquean una pequeña mesa para el champán, el caviar o lo que prefieran los ricos.

Tanto el Cullinan estándar como el Black Badge conservan el venerable motor V12 biturbo de 6,75 litros (con 571 y 600 CV), si bien Rolls-Royce se ha comprometido a ser una marca puramente eléctrica en 2030.

Galería: Rolls-Royce Cullinan 2024