Los hiperdeportivos siempre han sido una buena inversión de futuro en lo que a automóviles se refiere, especialmente cuando se trata de Bugatti. En los últimos años, el fabricante francés nos ha acostumbrado a algunas obras maestras de la ingeniería, capaces de alcanzar velocidades máximas cercanas o superiores a los 400 km/h.

Entre estos coches especiales se encuentra el Bugatti Divo, el deportivo diseñado también para su uso en pista producido entre 2018 y 2021 en una tirada de sólo 40 ejemplares. Si quieres comprarlo nuevo, estás por tanto fuera de plazo, pero si te conformas con un coche usado con garantías, en Austria hay una rara oportunidad de poseer un Divo

Sólo hay unos pocos

El ejemplar del Bugatti Divo que se encuentra a la venta en Austria, según la revista Autoevolution, se matriculó por primera vez en julio de 2020. En estos (casi) cuatro años de uso ha acumulado un kilometraje de sólo 489 km.

Aunque el concesionario austriaco no ha publicado ninguna foto oficial, se supone que el coche es uno de los ejemplares de color gris y, hablando de su valor, el precio que pide el vendedor para llevárselo a casa es de 10.115.000 euros.

Esa cantidad es, aproximadamente, el doble de lo que pedía la propia Bugatti por un modelo nuevo mientras estuvo en venta. Sin duda, una excelente inversión para el primer propietario.

L'ultima Bugatti Divo consegnata a un cliente europeo

Entrega del último Bugatti Divo a un cliente europeo

L'ultima Bugatti Divo consegnata a un cliente europeo
L'ultima Bugatti Divo consegnata a un cliente europeo

W16 de pista

Con el Divo, el objetivo de los ingenieros de Bugatti era crear un coche con un comportamiento preciso en las curvas. De hecho, en comparación con el Chiron del que deriva, este superdeportivo tiene una mayor caída, una dirección y suspensión refinadas, y el habitáculo vaciado de piezas superfluas para reducir el peso.

Bajo el capó, por otro lado, se encuentra el probado tren motriz compuesto por el bloque 8.0 W16 con unos impresionantes 1.500 CV de potencia, combinado con una caja de cambios de doble embrague de siete velocidades y tracción total.

Con estas credenciales, el 'bólido' francés es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 380 km/h. Aunque más impresionantes parecen los 2,4 segundos que necesita para pasar de 0 a 100 km/h.

Galería: Entrega del último Bugatti Divo a un cliente europeo