156 curvas, 20 kilómetros, 1.500 metros de desnivel y un final a más de 4.300 metros de altitud. Ese es el reto que se dispone a afrontar el fabricante francés Quarkus.

Y es que, con el P3, su nuevo supercoche de carretera en fase de desarrollo, la empresa de Les Mureaux (Yvelines) estará en la salida de la subida a Pikes Peak el 23 de junio en Estados Unidos.

El Quarkus P3 aspira a la cima

Aún en fase de desarrollo, el vehículo se enfrentará a la segunda competición más antigua de América. La carrera hacia las nubes se creó en 1916, cinco años después del debut de las 500 Millas de Indianápolis en 1911. ¿Por qué esta elección? 

En su comunicado de prensa, Quarkus afirma que elegir Pikes Peak era una decisión lógica y natural. Ari Vatanen, conocida figura de la competición y ganador en 1988, es una de las personalidades que siguen de cerca el proyecto del fabricante francés. 

Quarkus P3 Pikes Peak

Bruce Jouanny pilotará el Quarkus P3 en Pikes Peak

El piloto finlandés, de 71 años, no tomará la salida en la 102ª edición de la carrera. Esta tarea ha sido confiada a Bruce Jouanny, que estará al volante del Quarkus P3 con el número 26.

Piloto experimentado y presentador de Top Gear Francia en los últimos años, el francés ha estado implicado en el proyecto desde que se puso al volante del superdeportivo por primera vez.

"Estoy encantado de aceptar este reto y me encuentro impaciente por descubrir Pikes Peak. Es una carrera legendaria que encaja perfectamente con el desarrollo del Quarkus P3. A menudo se la conoce como una prueba a escala real, y no hay nada mejor que Pikes Peak. Es un circuito en una carretera real, pero con sus propias limitaciones: la altitud, los baches, las horquillas y las secciones rápidas, los precipicios... Es un escenario único en el que desafiarse a uno mismo, como equipo, como fabricante y como piloto. Estoy seguro de que vamos a aprender mucho a todos los niveles".

Nacido para competir... y homologado para la carretera

Para el fabricante galo, Pikes Peak es el lugar ideal para probar su nuevo coche. Con chasis tubular de carbono, suspensión y tren de rodaje de desarrollo propio, lleva un motor de cuatro cilindros turboalimentado, unido a la hibridación. Alrededor de 300 CV bajo el capó, para un peso de 600 kg. Un rendimiento digno de competición en un coche homologado para la carretera.

Quarkus P3 Pikes Peak

Quarkus P3

Tras una serie de test en pista, el Quarkus P3 se enfrentará a pruebas en altitud en los Alpes, antes de volar a Colorado. Tras la cita de Pikes Peak, continuará el desarrollo teniendo en cuenta los resultados obtenidos. En palabras de Damien Alfano, fundador de Quarkus, el fabricante francés tendrá que lograr en tres meses lo que estaba previsto en nueve.

"Aceptar el reto de Pikes Peak cuando se acaba de presentar el primer prototipo de desarrollo es a todas luces poco razonable. Ningún fabricante lo hace. Pero esa es nuestra filosofía, creer en nuestros sueños, no ponernos límites y compartir esta aventura con nuestros clientes y socios, que son tan apasionados como nosotros. Cuando Bruce mencionó su idea de escalar este monumento, simplemente no pude decir que no. El corazón habló. Ahora vamos a ir, y es una oportunidad fantástica para impulsar el desarrollo del Quarkus. Tenemos que conseguir en tres meses lo que estaba previsto que llevara nueve... ¡Vamos!".

Con un proyecto que empezó a finales de noviembre, Quarkus se enfrenta a un calendario apretado. Pero el fabricante de Les Mureaux puede contar con el apoyo operativo y técnico de RD Limited, la empresa propiedad de Romain Dumas, cuatro veces ganador y poseedor del récord de la prueba. El Quarkus P3 se presentará oficialmente el 2 de mayo en el Prestige Auto Beaune.