Seguro que alguna vez has ido conduciendo tranquilamente y de pronto has escuchado las sirenas de un coche de policía o una ambulancia. Como norma general, sabemos que debemos apartarnos y dejarles el paso. Pero en otras situaciones, los conductores no tenemos muy claro cómo actuar.

Un ejemplo muy claro es en caso de atasco, una situación en la que, con poco espacio, muchos conductores no saben cuál es la mejor manera de dejar un hueco al coche de emergencias para que pueda atender la situación. Por ello, la DGT nos da algunos consejos de cómo actuar en diferentes situaciones cuando nos encontramos con un vehículo con sirenas.

 

Si estamos en un atasco

Como norma general, la ambulancia tendrá que circular entre medio de los coches y jamás debes ponerte delante de ella o seguirla una vez haya pasado para 'librarte' del atasco. Primero, por una cuestión de respeto a los demás usuarios de la vía y segundo, por propia seguridad. El coche de emergencias puede pegar un 'frenazo' y podrías golpearlo por detrás.

Pero no todas las carreteras son iguales, así que tendrás que hacerlo de una manera u otra, dependiendo de la vía. En caso de estar en una de doble sentido y un carril para cada uno, los vehículos tendrán que pegarse lo máximo a la derecha de su carril, para así dejar el centro de la misma al vehículo con sirenas.

Galería: Nuevos BMW para la Policía Municipal de Madrid

Algo parecido pasa cuando la vía es de dos carriles, pero en este caso ambos del mismo sentido. Hay que dejar el centro libre, por lo que si circulas por el carril de la derecha debes pegarte lo máximo a tu derecha y lo mismo harás hacia la izquierda si lo haces por ese lado.

En carreteras con tres carriles por sentido, los usuarios de carril de la derecha y el central deben pegarse a la derecha, mientras que los del izquierdo tienen que hacerlo hacia el lado contrario. La ambulancia o policía en cuestión, pasará entre los coches del carril central y el izquierdo.

Después de haber dejado adelantar al vehículo de emergencias, muchas veces nos los encontraremos más adelante y lo último que debes hacer es pararte para 'cotillear' lo que ha pasado. Puedes generar situaciones de peligro, habrá más retención y puedes llegar a sufrir un accidente por alcance. Por ello, en este caso, sepárate todo lo posible del personal de emergencias y sigue con tu rumbo.

Guardia Civil

¿Y cómo actuamos en estas situaciones?

Otra situación complicada es cuando te encuentras en medio de una glorieta. La ambulancia o el coche de policía entrará de forma repentina así que debemos cederle el paso y no cruzarnos en su trayectoria. Recordamos, al salir de una rotonda, siempre hay que hacerlo desde el carril exterior, que muchas veces se nos olvida.

En caso de cruce, la DGT recomienda observar alrededor y mantenerse alerta. Si ya se ha entrado en la intersección, lo adecuado es no quedarse parado, ya que puedes provocar un accidente. Por lo que continúa la marcha, reduce la velocidad y permite el paso al coche de emergencias.

Con estos conceptos claros, esperamos que sepas actuar de forma conjunta en caso de una emergencia y facilitar el paso a estos vehículos.