Con las vacaciones navideñas a las puertas, BMW M ha publicado en Instagram una imagen del nuevo M5 Touring delante del árbol de Navidad. El familiar deportivo alemán ha perdido el camuflaje habitual que vimos en los prototipos de pruebas en Nürburgring a cambio de papel de regalo y un gran lazo dorado en el techo.

El BMW M5 Touring es uno de los coches más raros que la división M ha fabricado nunca. Del E34 sólo se ensamblaron 891 unidades, mientras que el E61 se limitó a 1.025 unidades. Ambos eran bastante especiales, ya que el primero llegó en una época en la que los familiares deportivos eran una rareza, mientras que el segundo tenía un motor V10 con ADN de Fórmula 1.

El M5 (G99) no será ni mucho menos tan exclusivo, pero también será un coche interesante al portar en su interior un motor V8, siendo un rara avis, en la era de los propulsores downsizing y las siluetas de los SUV dominantes.

A diferencia de su predecesor, el M5 Touring del año que viene podría llegar a mercados como el norteamericano, a diferencia de su hermano pequeño, el M3 Touring, que no lo hará. Algo lógico por parte de BMW M, que seguramente querrá atraer a clientes que de otro modo solo podrían comprar un Audi RS6 Avant o un Mercedes-AMG E 63 Estate.

El M5 berlina (G90), junto con su homólogo familiar Touring, serán los únicos modelos de la Serie 5 que mantendrán el V8, ya que el M550i no estará disponible. Bajo el capó, BMW M instalará un motor biturbo de 4,4 litros.

Sin embargo, el bloque de ocho cilindros no estará solo, ya que unirá sus fuerzas a las de un motor eléctrico. Se estima que la configuración híbrida enchufable arrojará una potencia combinada de unos 750 CV, superando al XM básico, pero menos que al XM Label.

Cifras de superdeportivo combinadas con silencio: la próxima encarnación del coche de estación más malo de BMW podrá recorrer varias decenas de kilómetros en modo totalmente eléctrico, aunque, naturalmente, el sistema de propulsión enchufable se centrará principalmente en las prestaciones.

Esto se reflejará en una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y una velocidad máxima limitada inicialmente a 250 km/h, pero que podría aumentar hasta 280 km/h o 300 km/h con la incorporación de paquetes adicionales específicos.

Teniendo en cuenta que BMW aún no ha presentado el Serie 5 Touring normal, es poco probable que la variante M haga su debut en breve. El familiar alemán se estrenará a principios de 2024 junto con el i5 100% eléctrico (incluido el i5 M60), mientras que el M5 Touring lo hará a finales de año. Por el momento, nada se sabe sobre precios, así que tendremos que esperar un poco más. 

Galería: BMW M5 Touring 2024, fotos espía

Fuente: SH Proshots