Muchas camper recurren a un techo elevable para incrementar su espacio vital. No es el caso de esta Ford E-250 del año 2007, perteneciente a Kath. Ella quería una furgoneta estándar para poder moverse con más facilidad en las ciudades (y sus aparcamientos), ya que además de ser un hogar sobre ruedas, este vehículo es la base de operaciones de su negocio de joyería.

El resultado es un vehículo sencillo por fuera, con un espacio cálido y acogedor por dentro. En un vídeo de Tiny Home Tours en YouTube, Kath explica que ella misma preparó el interior, invirtiendo sólo unos 20.000 dólares, alrededor de 18.500 euros al cambio.

Esta es su casa a tiempo completo, por lo que está pensada como un verdadero hogar, de ahí que tenga una cama fija en la parte trasera, para poder echarse una siesta en cualquier momento sin tener que montar o retirar nada.

Ford E-250 Stealth Camper

Interior propio de un hogar

También por eso hay un hornillo de gas de dos fuegos en la pequeña cocina. Un depósito de propano de 4,5 kilos dura unos seis meses, y ella utiliza unos cinco litros de agua fresca a la semana. Se dispensa a través del grifo con una simple bomba de pie.

El cuarto de baño es un retrete básico. Lo único que falta es una ducha. Pero teniendo en cuenta que se trata de una furgoneta Ford de longitud estándar y techo bajo, se trata de un proyecto muy bien pensado. 

En el vídeo, Kath confiesa que le gustan las antigüedades y el arte local. A menudo vemos camper en los que prima la funcionalidad sobre la estética, así que es agradable ver algo que realmente parece un hogar.

 

Un proyecto inteligente

Hay pequeños cuadros que cuelgan de las paredes y la electrónica de a bordo (una batería de iones de litio de 100 amperios-hora y un inversor de 1.000W) está bien guardada debajo de un asiento rústico.

Personalmente, nos encanta que Kath le dé un buen uso a su antigua máquina de escribir (¿quizá una Remington?). La mesa de la cocina hace las veces de escritorio, girando sobre la cama para crear un cómodo espacio de trabajo.

Al parecer, la furgoneta sólo tiene 6 m2 de espacio. Al ver el vídeo y observar las fotos publicadas en su cuenta de Instagram, está claro que ha hecho un trabajo fantástico, convirtiendo el espacio disponible en un hogar encantador. ¡Dale al play!