¿Quieres vivir la vida en una autocaravana de la forma más ecológica posible, pero también necesitas algo de estilo? Te presentamos la Pebble Flow, la última caravana totalmente eléctrica, desarrollada por un equipo de personas que solían trabajar para Apple, Tesla, Cruise, Zoox y Volvo. Así, no es de extrañar que tenga tan buena pinta.

Con su primer producto, la 'start up' californiana pretende llevar "una experiencia similar a la del iPhone a los viajes en caravana". Y es que la Flow, descrita por Pebble como "la caravana de viaje técnicamente más avanzada del mercado", utiliza tecnología innovadora para hacer la experiencia más fácil, accesible y sostenible.

Para empezar, la Pebble Flow está autopropulsada con un sistema opcional de asistencia activa mediante doble motor que, según se dice, proporciona la cantidad justa de potencia necesaria para ayudar al vehículo de remolque.

Pebble afirma que esto debería ayudar a eliminar la ansiedad de autonomía asociada normalmente al remolque de vehículos eléctricos. El hecho de que cada rueda esté propulsada por un motor eléctrico también tiene otras ventajas. Por ejemplo, el sistema de doble motor permite la función denominada Magic Hitch (enganche mágico), en la que el Pebble Flow se coloca en posición y se engancha automáticamente al vehículo tractor. 

Recarga y puesta a punto

La energía para los motores eléctricos procede de un paquete de baterías estándar de 45 kWh con química de fosfato de hierro y litio (LFP) situado en el centro del suelo de la caravana. Pebble afirma que la batería tiene capacidad suficiente para alimentar los motores y todos los sistemas de la caravana.

La batería puede cargarse de varias formas: con cargadores de corriente alterna (CA) y corriente continua (CC) en estaciones de carga públicas, en casa o en el camping, mediante carga solar (tiene paneles solares en el techo) y durante el viaje, mediante la función de carga regenerativa.

Galería: Pebble Flow caravana eléctrica

Lo mejor de cargar la Pebble Flow es probablemente la solución solar integrada de 1 kW que permite la autorrecarga en marcha o cuando está acampada, lo que significa que la caravana siempre está completando su suministro de energía. En palabras de Pebble, es como estar siempre enchufado a una toma de 110 V.

Independientemente de cómo se cargue la batería, Pebble afirma que una carga completa permite hasta una semana de energía sin conexión a la red. E incluso cuando no estés de acampada con la Flow, no ocupará espacio en la entrada de tu casa en vano: puede utilizarse como fuente de energía de emergencia para la vivienda...

Volviendo a la experiencia similar a la del iPhone mencionada anteriormente, la Pebble Flow automatiza los aspectos más difíciles de la conducción de una caravana, según su fabricante. Muchas de las funciones de la caravana pueden controlarse a través de la aplicación Pebble, y se afirma que su uso es tan intuitivo como manejar un teléfono móvil por primera vez.

"Mucha gente nunca se embarcará en un viaje en caravana simplemente porque se siente intimidada por cómo hacerlo. La combinación de modernas funciones avanzadas para vehículos eléctricos y la aplicación Pebble hace que viajar en autocaravana sea más fácil que nunca, tanto si eres un caravanista experimentado como si acabas de empezar", afirma Stefan Solyom, director de tecnología de Pebble.

Por ejemplo, hay una función llamada Remote Control, que permite a la Pebble Flow ser totalmente teledirigida para aparcar y maniobrar con facilidad, o pivotar y posicionarse en lugares estrechos. InstaCamp es otra función que despliega o repliega un toldo, escaleras, luces y estabilizadores de nivelación automática en segundos para montar el campamento o volver a la carretera.

También está la denominada Room Flip, que convierte la cama Murphy, de tamaño 'queen', en un escritorio para pasar del modo relax al modo trabajo en cuestión de segundos. Sí, puedes trabajar desde la Pebble Flow, ya que está preparada para conectarse a Starlink y mantenerte conectado en cualquier lugar. La aplicación Pebble también se utiliza para controlar las luces, bloquear y desbloquear la puerta, ajustar la temperatura preferida y mucho más.

Interior modular, aspecto moderno

La Pebble Flow tiene capacidad para cuatro personas y está equipada con ducha, inodoro, placa de inducción extraíble, microondas, nevera de gran tamaño, depósito de agua dulce de 140 litros y depósito de aguas grises y negras de 190 litros. Un detalle interesante es la ventana de servicio abatible, que permite cocinar en el interior o al aire libre.

Vista desde fuera, la Pebble Flow tiene un aspecto moderno y aerodinámico, con ventanas envolventes que ofrecen una visión de 270 grados del entorno. La empresa afirma que la Flow es tres veces más aerodinámica que una caravana convencional, gracias en parte a los elementos activos de la parte delantera.

Pebble Flow all-electric travel trailer interior shots
Pebble Flow all-electric travel trailer interior shots

También es bastante grande, ya que mide 7,6 metros de largo, 2,3 metros de ancho y 2,6 metros de alto. Tiene un peso bruto nominal de 2.810 kilos, por lo que el vehículo que la remolque debe tener una potencia y par motor a la altura.

Como puedes imaginar, la Pebble Flow no es barata. Empieza en 109.000 dólares (unos 103.000 euros al cambio actual) sin los motores, pero con la batería de 45 kWh, Insta Camp, la aplicación Pebble y mucho más.

También hay un modelo desde 125.000 dólares (118.000 euros) que incluye el sistema de propulsión de doble motor y funciones como Remote Control, Magic Hitch y Easy Tow. Ya se pueden hacer reservas online y las entregas están previstas para finales de 2024.