Rolls-Royce ha desvelado La Rose Noire Droptail, un coche que la propia marca califica de historia de amor. Presentado a sus propietarios en un acto privado durante la Monterey Car Week, está inspirado en la rosa negra Baccara. Rolls-Royce afirma que simboliza "la destilación de las experiencias más preciadas por sus propietarios".

El color del vehículo se llama True Love. Lustroso y complejo, la pintura granada oscura luce un brillo nacarado que adquiere diferentes matices dependiendo de la luz. Cinco capas de laca transparente se añaden a la capa base, cada una mezclada con un tono ligeramente diferente de rojo.

Rolls-Royce afirma que fue necesario un equipo de especialistas para desarrollar un nuevo proceso de pintado para este color, un esfuerzo que requirió más de 150 iteraciones para perfeccionarlo

Galería: Rolls-Royce La Rose Noir Droptail

Interior con parquet

Un acabado oscuro llamado Hydroshade, por su calidad líquida, cubre los brillos. Las piezas no se pintan, sino que, en su lugar, se introduce un electrolito de cromo durante el proceso de chapado para proporcionar un acabado oscuro pero reflectante. Este acabado continúa en todo el interior y se pule a mano hasta obtener un brillo intenso.

El Droptail incluye un techo duro plegable diseñado para dar al vehículo dos aspectos distintivos. Este techo, largo y bajo, confiere al coche un espectacular aspecto de coupé e incorpora una sección de cristal electrocrómico, que pasa de opaco a casi translúcido con sólo pulsar un botón. Cuando se retira, el Droptail se convierte en un roadster descapotable.

Por dentro, el habitáculo envuelve a sus ocupantes con un exquisito trabajo artesanal, en el que destaca el impresionante parquet. Formado por 1.603 triángulos de chapa de madera negra, representa una expresión abstracta de pétalos de rosa cayendo. El complejo patrón es intencionadamente asimétrico, ya que los clientes querían que representara una dispersión natural y orgánica de pétalos.

Reloj de más de 200.000 euros

Integrado en el salpicadero hay un reloj de lujo único, un Audemars Piguet Royal Oak concept Split-Seconds Chronograph GMT Large Date, de 43 milímetros. Hace juego con los colores de La Rose Noire, incorporando contadores rojos y un bisel interior también rojo.

Los clientes solicitaron que fuera extraíble y llevable. Cuando se retira, la abertura del salpicadero se cubre con un elegante reloj de titanio de cabeza en blanco, en el que destaca una moneda de oro blanco con un grabado en rosa.

La Rose Noire continúa la línea de coches a medida de Rolls-Royce y es uno de los cuatro Droptail exclusivos que el fabricante británico tiene previsto construir. Mientras tanto, la empresa también está realizando la transición hacia los vehículos eléctricos, tal y como demuestra el nuevo Spectre.