Se avecinan grandes cambios en Jaguar Land Rover (JLR) a medida que la compañía avanza hacia un futuro plenamente eléctrico. El fabricante de automóviles premium ha anunciado nuevos detalles de su plan Reimagine, en el que todo, desde las instalaciones de fabricación hasta el nombre de la empresa, se modificará.

En el proceso, destacados modelos de Land Rover se convertirán en marcas propias dentro de la empresa. Además, JLR no será simplemente una abreviatura de Jaguar Land Rover, sino su nuevo nombre oficial. El objetivo es organizar un "compendio de marcas" en el que Defender, Discovery y Range Rover serán firmas con identidad propia. 

Galería: Land Rover Defender 130 2023

Primeros coches eléctricos, en 2025

Gerry McGovern, director creativo de JLR, ha declarado: "La creación de la Casa de las Marcas es un pilar fundamental de nuestra estrategia Reimagine, que es una evolución natural con el propósito de elevar y amplificar la singularidad de nuestras firmas británicas".

"Nuestra ambición final es construir experiencias emocionalmente atractivas para nuestros clientes que, con el tiempo, construyan un alto valor a largo plazo para nuestras marcas y una sostenibilidad a largo plazo para JLR".

El objetivo de JLR es convertirse en dos marcas de lujo 100% ecológicas en 2030. Para conseguirlo, ha anunciado que su plataforma eléctrica de nueva generación (ELR) sustentará el primer Range Rover 'a batería' en 2025.

Land Rover Defender 90

Transformación de fábricas

También está prevista la producción de tres nuevos Jaguar EV, el primero de los cuales será un GT de cuatro puertas y con altas prestaciones que también se lanzará en 2025.

La planta de Halewood, en Merseyside (Reino Unido), se convertirá en la zona cero para la fabricación de vehículos eléctricos con la nueva plataforma y la fábrica de motores de Wolverhampton se transformará en el Centro de Fabricación de Propulsión Eléctrica.

En cuanto a la histórica planta de estampación de carrocerías de Castle Bromwich, en Birmingham, JLR ampliará las instalaciones para seguir utilizándolas en el futuro eléctrico.

En total, JLR invertirá 15.000 millones de libras (más de 17.000 millones de euros) en los próximos cinco años. Si nos atenemos a las cifras, la empresa tiene previsto obtener beneficios netos en el ejercicio fiscal de 2025. 

"Hoy me enorgullece anunciar que estamos acelerando nuestro camino hacia la electrificación, haciendo que una de nuestras plantas del Reino Unido y nuestra próxima generación de arquitectura SUV de lujo de tamaño medio sea totalmente eléctrica", dijo el CEO de JLR, Adrian Mardell.

"Esta inversión nos permite ofrecer nuestro moderno futuro eléctrico de lujo, desarrollando nuevas habilidades y reafirmando nuestro compromiso de ser neutros en carbono en 2039", finalizó.