Hasta ahora hemos conocido el lado más lujoso del BMW i7, el primer Serie 7 eléctrico de la historia de la marca, pero ahora se ha desvelado la versión M70, una variante de altas prestaciones que se convierte en el eléctrico más potente de la firma, aunque sin renunciar a la tecnología y la comodidad que caracteriza al buque insignia del catálogo.

El nuevo BMW i7 M70 se presenta oficialmente en el Salón del Automóvil de Shanghái de esta semana, aunque no llegará al mercado hasta julio de 2023, con un precio de alrededor de 180.000 euros, si bien no hay cifras concretas confirmadas para el mercado español.

Galería: BMW i7 M70 xDrive 2023

Muy rápido, pero con suficiente autonomía

El coche eléctrico más potente de la gama BMW cuenta con dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el trasero, capaces de generar una potencia combinada de 660 CV y un generoso par motor máximo de 1.100 Nm en el modo M sport Boost y al activar el Launch Control.

La batería, por su parte, es de 101,7 kWh, promete una autonomía de entre 488 y 560 kilómetros en ciclo WLTP y puede cargar a entre 22 (CA) y 195 kW (CC). En teoría, el i7 M70 acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanza una velocidad de 250 km/h, limitada electrónicamente, como en la mayoría de modelos de la marca.

BMW i7 M70 xDrive 2023
BMW i7 M70 xDrive 2023
BMW i7 M70 xDrive 2023

BMW destaca un nuevo modo de conducción denominado Max Range, cuyo objetivo es aumentar al máximo la autonomía, entre un 15 y un 25%, según la marca, limitando las prestaciones y la velocidad máxima, y con algunos ajustes de climatización y otros aspectos.

Altamente personalizable

En lo que a chasis se refiere, este i7 M70 puede contar con una suspensión neumática adaptativa con un calibrado específico, un sistema de barras estabilizadoras activas para evitar el balanceo de la carrocería o un eje trasero direccional, que hace más ágil esta gran berlina de 5,0 metros de largo.

BMW i7 M70 xDrive 2023

Como es habitual, la oferta de colores de carrocería incluye muchas opciones, además de más de 100 tonalidades de BMW Individual, mientras que el exterior destaca por un aspecto algo más deportivo, con detalles en color negro en parrilla y paragolpes, llantas de aleación de 21 pulgadas o un equipo de frenos M, por ejemplo.

Por último, el habitáculo (del que no se han publicado imágenes) incorpora molduras decorativas tanto de fibra de carbono como en acabado Piano Black, pero se mantiene la pantalla BMW Curved Display con el último sistema operativo de la casa, además de la llamada Interaction Bar, el equipo de sonido Bowers & Wilkins o el paquete Executive Lounge, que añade asientos traseros reclinables y más cómodos, y la enorme pantalla Theatre Screen.