La idea de un pick-up basado en el nuevo Land Rover Defender no es algo nuevo, ya que hemos oído a ejecutivos de la compañía hablar de ello en varias ocasiones. Pero apenas ha habido señales sólidas de que realmente se esté desarrollando una.

Aunque es cierto que el ingeniero jefe del todoterreno habló recientemente con los medios de comunicación y afirmó que, efectivamente, se trata de una muy buena idea. Sin embargo, aún no se ha dado luz verde al modelo.

"Es algo que personalmente me gustaría hacer porque creo que la marca Defender se prestaría a ello. Sobre todo, hemos visto que se ajusta a la historia del Defender en particular", dijo a Drive Stuart Frith, ingeniero jefe del Land Rover Defender. Desafortunadamente, Frith dijo que una pick-up Defender no es algo que el fabricante británico esté planeando actualmente.

Galería: Land Rover Defender 130 2023

Hace más de dos años, poco después del lanzamiento del renacido icono todoterreno, Nick Collins, director ejecutivo de programas de vehículos de JLR (Jaguar Land Rover), también sugirió que el Defender acabaría convirtiéndose en "una familia".

Desde entonces, Land Rover ha añadido el modelo Defender 130, de batalla larga a su gama. En estas declaraciones no se sabe si ya se estaba pensando en una pick-up o únicamente en este Defender de batalla larga. Así que, ¿vendrá o no el Defender pick-up?

Siendo una camioneta de caja abierta o no, el Defender tiene demanda. El fabricante de automóviles ha añadido recientemente un tercer turno a la línea de montaje del modelo en Eslovaquia. Esto significa que el todoterreno se produce actualmente las 24 horas al día.

Frith dijo al medio Drive que el fabricante de automóviles ha logrado finalmente "el equilibrio adecuado entre la oferta y la demanda" con el Defender. Por lo que esto significa seguramente que han resuelto todos los problemas de los proveedores.

"Siempre existe un equilibrio entre la capacidad de producción y la demanda. Si te pasas de capacidad o tienes demasiada, tienes unos gastos fijos difíciles de gestionar. Y si la demanda supera a la oferta, se decepciona a los clientes. Existe un equilibrio sano, que es el truco de un negocio sano", declaró Frith a la publicación australiana.