El fabricante checoslovaco de motocicletas Böhmerland abrió sus puertas en 1924. La marca cerró durante la Segunda Guerra Mundial, pero los modelos que han sobrevivido son fácilmente distinguibles gracias a los característicos diseños del ingeniero checo Albin Leibisch.

En el corazón de muchas Böhmerland latía un motor monocilíndrico de 600 cm3. Muchas motos de la firma también llevaban llantas de aluminio fundido bastante antes de que la industria adoptara esta tecnología en los años 70.

Por si estas características únicas no fueran suficientes, Böhmerland ofrecía su gama de producto en configuración Sport para dos personas, Touren para tres... y Langtouren de cuatro plazas.

Los amplios asientos alargaban proporcionalmente las motocicletas, y el modelo Langtouren estableció el récord de mayor distancia entre ejes de todas las motocicletas de producción con 3,5 metros. ¡De locos!

Aunque las 'limusinas' de dos ruedas de Böhmerland son sin duda productos de otro tiempo, eso no impidió que el empresario checo Peter Knobloch reviviera la marca en 2019. La experiencia de Knobloch como director del especialista en impresión 3D Tiskarna permitió al técnico convertirse en el líder ideal del proyecto basado en las motos clásicas checas.

Puede que el mercado moderno de motocicletas haya dejado atrás los diseños anteriores a la Segunda Guerra Mundial, pero Knobloch está preservando todo el ADN Böhmerland posible con el concept Böhmerland 21.

Galería: Böhmerland 21 Concept

Al igual que sus predecesoras, esta moto de estilo custom cruiser monta una mecánica de 600 cm3. Sin embargo, la refrigeración por agua y el compresor aumentan la potencia del motor a 46,9 CV y 60 Nm de par motor. El bloque motor se aloja en un bastidor tubular que recuerda al de las Böhmerland originales, pero el soporte del eje trasero actúa como un basculante de reducidas dimensiones.

Con solo 145 kilos, la Concept 21 pesa una fracción de sus competidoras cruiser. Knobloch también reduce 1,58 metros la distancia entre ejes del prototipo, lo que supone menos de la mitad de la distancia entre ejes de la Langtouren. Por último, la Böhmerland 21 reproducirá el juego de llantas de aluminio fundido y el esquema de pintura rojo/amarillo de las motos originales.

Böhmerland 21 Concept - Eléctrico

La resucitada marca checa tiene previsto iniciar la producción de la Böhmerland 21 en 2023. A partir de una tirada ultralimitada de 10 unidades, la marca cobrará 58.000 euros por unidad. Knobloch también ha hecho una maqueta de una Böhmerland 21 con transmisión eléctrica, que podría llegar a la producción en el futuro.

Puede que Böhmerland se haya desvanecido antes de tiempo, pero algo nos dice que oiremos hablar más de la marca checa en los próximos años.