Por si todavía no has visto el vídeo que se adjunta, se trata de una réplica del legendario Audi Sport Quattro. Solo se construyeron 214 coches originales en su día, y no todos fueron diseñados para su uso por las calles. De hecho, uno no se dedica a comprar un viejo Sport Quattro para crear un monstruoso 4x4, devorador de neumáticos, así que Ken Block hizo lo que debía: compró una réplica.

En este caso, se trata de una copia de LCE Performance, construida de forma muy parecida a la del Sport Quattro original, utilizando la mitad delantera de un antiguo Audi 80 sedán y la parte trasera del Quattro clásico.

Es posible que hayas visto este coche antes, con una pintura roja y con el nombre de Turbomonster. En el caso de Block, el rojo se ha cambiado por el blanco, pero sigue siendo una bestia potenciada.

Galería: Audi S1 e-tron Quattro Hoonitron con el original

El Sport Quattro original equipaba un motor turboalimentado de 2,1 litros y cinco cilindros en línea con 302 CV. Este coche cuenta con un motor 'Frankenstein' de 2,5 litros procedente de un Audi A6 TDI.

En la parte superior del bloque utiliza una culata de 20 válvulas modificada del Audi S2, junto con un gran turbocompresor. La suma de factores consigue que el resultado final sean unos magníficos 730 CV. Por supuesto, tiene tracción a las cuatro ruedas y una caja de cambios de seis velocidades manual gestiona toda esa potencia.

Block mostró este delicioso Audi el año pasado, pero el vídeo que aparece aquí es su primera salida real con el coche. A juzgar por su sonrisa después de unas rápidas vueltas en la pista de Willow Springs, diríamos que no echa de menos el Hoonicorn Mustang.

Audi RS e-tron GT de Ken Block

La diversión aumenta cuando la sesión de pruebas se contempla desde una posición elevada, donde los 'ochos', los donuts y algunas otras 'piruetas' más, acaban por destrozar los neumáticos. Sin embargo, no todo es diversión y juegos, ya que un aparente problema con el diferencial delantero surge de repente y necesita atención mecánica. Algo que no impidió a Block crear una cortina de humo procedente de los neumáticos.

No sabemos exactamente lo que le espera a la réplica del Sport Quattro, pero estamos bastante seguros de que volveremos a verla. Block mencionó que es el primero de una nueva serie de coches con los que pretende divertirse, cambiando sus característicos acabados negros por blancos.

Ken Block se asocia con Audi

Sabemos que Block está volviendo a sus 'raíces' de la Gymkhana con un Audi eléctrico construido especialmente para él, llamado S1 Hoonitron. Tal vez esta montura blanca sea la antesala ruidosa, con sus cinco cilindros, antes de que comiencen los silenciosos donuts de la era eléctrica.