BMW ha actualizado recientemente toda la gama de la K 1600 (GT, GTL, B y Grand America) para 2022, impulsada por un motor de seis cilindros en línea, con 1.649 cm3 y homologación Euro 5.

Además, la gran turismo también gana el control de par de arrastre del motor, la suspensión dinámica ESA (ajuste electrónico de la suspensión) 'Next Generation' con compensación de carga totalmente automática, una pantalla TFT de 10,25 pulgadas y un el sistema de iluminación adaptativo, todo ello incluido de serie.

Aunque la gama está preparada para afrontar los rigores de la carretera en largos trayectos, el taller francés BYmyCar BMW Motorrad quiso llevar la K 1600 GT en una dirección totalmente nueva.

El preparador dijo adiós a la voluminosa parte trasera y a las enormes maletas. Ahora, un nuevo subchasis y un colín monoplaza afinan la silueta de la BMW, mostrando el largo basculante monobrazo y la rueda trasera con neumáticos deportivos.

BMW K 1600 R - Left
BMW K 1600 R - Right

El motor de seis cilindros en línea sigue siendo la pieza central, pero un chasis pintado en rojo manzana llama aún más la atención sobre el poderoso motor, mientras que la mitad trasera de la nueva naked fue un rápido trabajo procedente del desguace.

BYmyCar no podía limitarse a recortar el equipamiento de la parte delantera. La K 1600 R todavía puede recorrer largas distancias, gracias a su depósito de 26 litros, pero la escueta carrocería que la protege ahora deja claras las nuevas ambiciones deportivas de la moto alemana.

El agresivo lenguaje de diseño del carenado delantero parece una versión sobredimensionada del frontal de la S 1000 RR. El carenado envolvente se basa en unas llamativas y enormes tomas de aire, en forma de láminas, que canalizan el aire de alto flujo. El manillar alto pone la guinda al chasis, ahora orientado a explorar los límites deportivos del conjunto.

Tras el recorte extremo de masa de BYmyCar, la K 1600 R pesa 240 kilos, lo que supone un ahorro de más de 100 kilos respecto al modelo original. La BMW se beneficia de este tratamiento de choque, manteniendo los 160 CV de potencia y 180 Nm de par, de serie.

BMW K 1600 R

Además, un nuevo sistema de escape no suspendido no solo emite una dulce melodía procedente del motor de seis cilindros de BMW, sino que también aligera la imagen de la moto y ahorra unos valiosos gramos.

Para acompañar todo ese sonido y esa furia visual, el concesionario francés viste la gran turismo alemana, convertida en naked, con una moderna base de pintura gris con gráficos deportivos en rojo y efecto pizarra.

Con un precio de 65.000 euros, la K 1600 R es cualquier cosa menos una naked económica, pero la gran rutera germana, reconvertida en una atlética deportiva, 'ligera de ropa', es sin duda alguna, una moto única.