En un panorama del automóvil dominado absolutamente por modelos SUV, el lanzamiento de un nuevo modelo deportivo es un verdadero soplo de aire fresco. Es posible que no te suene de nada el nombre de Kista (a nosotros tampoco), pero lo cierto es que esta firma de diseño es responsable de productos de KTM o Husqvarna, por ejemplo.

Ahora, Kiska ha decidido crear su propio coche deportivo, del que todavía no hay apenas detalles, aunque la compañía ha publicado unas imágenes a modo de teaser para ir poniendo los dientes largos a los aficionados a los coches ligeros, ágiles y prestacionales.

Sabemos que el equipo de diseño está liderado por Alan Derosier y que la firma Reiter Engineering está involucrada en el desarrollo del coche. También es evidente que goza de una carrocería de fibra de carbono y una cabina al estilo batmóvil con puertas de tipo alas de gaviota.

Galería: Kiska sports car, teaser

También llaman la atención las llantas monotuerca en diseño de cinco radios dobles en forma de estrella (aparecen al menos en una de las imágenes), una suspensión push-rod, salidas de escape dobles en una posición elevada, un alerón trasero aparentemente fijo o cámaras de vídeo en lugar de retrovisores convencionales.

De un primer vistazo no se aprecian faros en el vehículo, aunque sí hay dos especie de tapas en la parte frontal del capó, que bien podrían ser unos faros escamoteables de los que tan de moda estuvieron hace unas décadas, y que desaparecieron debido a la normativa de seguridad.

Aunque no es oficial, nos da la sensación de que este Kiska está emparentado con el KTM X-Bow GTX, lo que supondría contar con un motor 2,5 litros de cinco cilindros en línea y origen Audi, que en el caso del modelo austriaco ofrece 530 CV de potencia y 615 Nm de par motor máximo.

Kiska sports car, teaser

En vacío, el KTM pesa solamente 1.048 kilogramos y tiene unas dimensiones de 4,63 metros de largo, 2,04 de ancho y 1,14 de alto. Cabe apuntar además que el X-Bow GTX es apto para circular por carretera, así que este Kiska, si efectivamente comparten tecnología, también deberían.

Por ahora se desconoce cuándo podría presentar Kiska su nuevo deportivo, ya que quizá el Concurso de Elegancia de Pebble Beach que se celebra este fin de semana resulte algo prematuro. En todo caso, habrá que estar atentos.