McLaren y Athletic Propulsion Labs (APL) se asocian para crear las nuevas zapatillas de running HySpeed. Están disponibles para hombres y mujeres en cinco colores: Blanco/Naranja McLaren, Blanco/Negro/Ombre, Polvo Rosa/Crema, Energía/Plata Metálica y Naranja McLaren. Este lujo para tus pies tiene un precio de 450 euros.

Las HySpeed son algo más que McLaren haya puesto su nombre en unas zapatillas deportivas de APL. Las empresas han colaborado en el diseño durante dos años. APL realizó tres versiones de la entresuela e ideó una nueva técnica de construcción para la parte superior.

Galería: APL y McLaren HySpeed zapatillas

El diseño final presenta una entresuela segmentada de tres piezas con las vainas FutureFoam de APL en la parte delantera y trasera. Una pieza de fibra de carbono recorre toda la longitud de la zapatilla y es visible desde la parte inferior.

La entresuela tiene un compuesto con infusión de nitrógeno que, según el fabricante, tiene "una capacidad de respuesta superior y una compresión rica en energía". El talón se inspira en los asientos del McLaren Senna y tiene una almohadilla de tres piezas.

Las zapatillas HySpeed vienen guardadas en una caja con algunos detalles de diseño muy cuidados. Hay una funda exterior en color naranja McLaren y logotipos en negro. Al sacar la caja, se descubre una segunda caja interior negra con una tapa ahumada que muestra un plano del utillaje de la zapatilla. En el interior de la segunda caja se descubre un dibujo de un McLaren F1.

APL y McLaren HySpeed zapatillas

Las espectaculares HySpeed ya están a la venta en el web de APL, al tiempo que se ha confirmado que también estarán disponibles en otras tiendas selectas.

APL y McLaren HySpeed zapatillas

Los fabricantes de calzado y las empresas automovilísticas colaboran con frecuencia. Por ejemplo, Porsche y Puma colaboraron en la edición limitada de las Suede RS 2.7. Se limitaron a 500 pares y se agotaron en la página online de Porsche casi al instante.

APL y McLaren HySpeed zapatillas

En otra ocasión, Negroni fabricó una versión especial de su zapato de conducción Idea Corsa, que se inspiraba en el nuevo Nissan Z. Disponía de colores especiales y tenían un pequeño logotipo Z en el talón. Al cambio de moneda de la época, los precios empezaban en 340 dólares y podían llegar a los 440 dólares, según el color elegido.