Pagani comenzó a investigar y desarrollar un coche eléctrico en 2018. Hoy, cuatro años después, la compañía ha anunciado que continuará sus esfuerzos para construir un vehículo de este tipo. Horacio Pagani dio la noticia a Autocar en el salón del automóvil de Milán-Monza, en Italia, el mes pasado.

Eso sí, el trabajo de Pagani ha servido para descubrir que su supercoche ecológico necesitaría una batería de 600 kilos, lo que supone más de la mitad del peso total del Huayra R, que apenas llega a 1.070 kilos. Por lo tanto, ahí hay un complejo reto por superar.

Galería: Pagani Huayra Tricolore

No solo prestaciones puras

Horacio, que compró un Tesla para entender mejor los vehículos 'a batería', cree que un supercoche eléctrico debe ser algo más que rendimiento, que ya se puede conseguir hoy en día.

Por ejemplo, el Kia EV6 GT tiene 585 CV y puede alcanzar los 100 kilómetros por hora en 3,5 segundos. El objetivo, según Horacio, es hacer que un eléctrico desprenda la emoción de un coche de gasolina. Y eso no puede ocurrir cuando las baterías siguen pesando tanto.

El fundador de Pagani dijo que soñaba con construir un deportivo eléctrico de 1.300 kilos, pero explicó: "No tenemos urgencia en terminarlo porque estamos trabajando aún en el desarrollo de los motores y las baterías".

Como complemento, seguirá produciendo superdeportivos con el célebre motor V12 de origen Mercedes-Benz. La compañía anunció en 2019 que utilizaría esta mecánica hasta 2026 y, de hecho, impulsará el nuevo Pagani C10 que debutará en septiembre.

Esperar a baterías más ligeras

Los planes de Pagani de seguir con el V12 no se encontrarán con ningún problema normativo en la Unión Europea, al menos en los próximos años. La UE anunció a principios de este mes que ampliaría el plazo para que los fabricantes de superdeportivos pasen a tener trenes motrices de cero emisiones de 2029 a 2035.

Esta decisión permite a Pagani, Ferrari, Lamborghini y otros pequeños fabricantes de automóviles de altas prestaciones disponer de más tiempo para desarrollar sus coches eléctricos. Esto debería conducir a una tecnología con baterías más ligeras. Veremos cómo evolucionan todas estas tecnologías en un futuro.