El BMW M1 Procar nació del superdeportivo con forma de cuña del fabricante alemán fue modificado para una serie de carreras de corta duración, pero de intensa emoción. Los mejores pilotos de Fórmula 1 compitieron en este campeonato monomarca durante las temporadas de 1979 y 1980.

Fritz Wagner fue uno de los mecánicos que trabajaron en esos coches de carreras. Ahora sabemos que, utilizando piezas de repuesto, ha conseguido reconstruir varios de ellos... por completo.

Como todos los coches de carreras, llegó un momento en que el M1 dejó de ser competitivo. Sin embargo, Wagner seguía teniendo pasión por estas máquinas de competición. Cuando las piezas se rompían, empezó a comprarlas.

Galería: BMW M1 1978

Ahora tiene un taller con una enorme colección de piezas del BMW M1. Los componentes abarcan toda la gama, desde tuercas y tornillos hasta bloques de motor e incluso carrocerías completas.

Al final tuvo suficientes piezas para reconstruir varios M1 Procar enteros. El vídeo no lo especifica, pero parece que tiene al menos tres de ellos. Además, el ejemplar patrocinado por Jägermeister parece casi completo.

Asimismo, la colección incluye el coche de carreras de Nelson Piquet, y Wagner dice que está dispuesto a vender el vehículo al excampeón de F1, si el brasileño estuviera interesado en adquirirlo.

BMW M1 Procar 1979

Además de los M1 Procar, Wagner posee el prototipo M1 que construyó Lamborghini. En el vídeo menciona su deseo de transformarlo para que funcione con hidrógeno, una fuente de energía limpia de futuro.

El M1 comenzó como una colaboración con Lamborghini. Cuando el fabricante italiano abandonó el proyecto, BMW continuó con él. El diseño estaba basado en las formas de cuña que Giorgetto Giugiaro creó durante su etapa en Italdesign. Un seis cilindros en línea de 3,5 litros montado en el centro de la carrocería desarrollaba 273 CV de potencia.

BMW M1 Procar 1979

En comparación con la versión de carretera, el Procar elevó la potencia del motor hasta los 470 CV. La carrocería era más ancha para 'acoger' las ruedas de mayor tamaño y un alerón ajustable presidía la cubierta trasera. La suspensión revisada y los frenos mejorados también formaban parte del coche de competición.

Niki Lauda ganó la temporada 1979 de la serie M1 Procar. Nelson Piquet fue el campeón en 1980. La producción de los coches de carretera y los de carreras fue de solo 453 unidades. Se construyeron entre 1978 y 1981.

BMW M1 Procar 1979

En 2008, BMW revivió el nombre del hiperdeportivo para el 30º aniversario del modelo creando el concept M1 Hommage (un espectacular one-off). Presentaba un diseño inspirado en el original, pero con una apariencia más exagerada. También se eliminaron los faros emergentes.