Suiza se prepara para lanzar su primer superdeportivo de producción. Stefano Picasso, fundador de Picasso Automotive, anunció en enero del año pasado que él y su equipo estaban trabajando en el llamado Picasso PS-01, calificado como "el coche de fibra de carbono más loco de la historia". Casi un año y medio después, el superdeportivo está listo para ser presentado en su forma final de producción el mes que viene.

Picasso Automotive ha publicado un comunicado de prensa oficial para informar al mundo de que tiene previsto mostrar el vehículo de altas prestaciones durante el 'Top Marques' de Mónaco a principios de junio. El 8 de junio, la empresa presentará el PS-01 (nombre no confirmado para el modelo de producción) y revelará todas sus especificaciones técnicas y detalles comerciales.

Galería: Picasso Automotive, el coche y el fundador

El supercoche suizo tiene un peso de algo menos de 1.000 kilos, gracias al uso intensivo de fibra de carbono "a un nivel sin precedentes". Además, su avanzada aerodinámica genera hasta 900 kilos de carga descendente a máxima velocidad, lo que hace que el coche sea más estable a pleno rendimiento.

Picasso Automotive afirma que la velocidad máxima y la aceleración final son sus cualidades esenciales y que el PS-01 será rápido en circuitos y carreteras públicas, ofreciendo una "experiencia de conducción inigualable".

Picasso Automotive, el coche y el fundador

Sin embargo, el motor que impulsa al supercoche suizo sigue siendo un misterio por ahora. Cuando se anunció el vehículo el año pasado, Picasso Automotive dijo que utilizaría el propulsor de "uno de los coches italianos más famosos".

Picasso Automotive, el coche y el fundador

En aquel momento, se creía que se trataba de una mecánica V6 biturbo de unos 600 CV (447 kilovatios), pero la versión de producción utilizará un tren motriz "completamente diferente". De momento no se sabe mucho sobre él, salvo que está "específicamente concebido para ofrecer la mejor relación entre prestaciones y funcionalidad".

Picasso Automotive, el coche y el fundador

Picasso Automotive colabora con muchas empresas conocidas de la industria del automóvil para el desarrollo del PS-01. Sadev, por ejemplo, trabaja en la transmisión, mientras que Sabelt proporciona los asientos.

Carbo Brake se encarga del sistema de frenos y la suspensión corre a cuenta de Öhlins. La empresa con sede en Suiza cuenta con un inversor internacional y ya ha recibido los primeros pedidos del superdeportivo de producción.

Picasso Automotive, el coche y el fundador

Nota: En la galería aparece el prototipo del Picasso Automotive PS-01.