Los coches que alcanzan velocidades locas en las carreteras son algo cotidiano. Recientemente hemos conocido varios casos en las Autobahn alemanas, que han desatado una larga polémica sobre la seguridad de esas franjas de asfalto sin límite de velocidad.

Hace unos días, un caso especial en los Países Bajos inflamó aún más el tema. Dos conductores, uno francés y otro de nacionalidad desconocida, fueron sorprendidos en una carrera ilegal por el centro de Rotterdam a la demencial velocidad de 159 km/h.

Con límite de 50 km/h

Durante un control rutinario en uno de los bulevares centrales de Rotterdam, la Policía de Tráfico se topó con dos conductores que competían entre sí en un BMW no identificado y un Nissan GT-R.

El más perjudicado fue el segundo conductor, de nacionalidad francesa, cuyo coche estaba provisto de placas Zoll (las necesarias para importar un coche alemán) que habían caducado hacía varios meses. El permiso de conducir del conductor fue confiscado y el coche también.

Como comentábamos antes, los dos hombres conducían a una velocidad totalmente excesiva en una calle con un límite de velocidad de 50 km/h, con frecuentes pasos de peatones y una calzada estrecha. Según los informes policiales, la detención se produjo como consecuencia de que ambos coches aceleraron desde un punto inicial, probablemente para ver qué vehículo era más rápido.

Nissan GT-R T-Spec
Nissan GT-R T-Spec

El puesto de la policía de Rotterdam explicó:

Los dos coches estaban claramente compitiendo entre sí. El propietario del BMW tuvo suerte ya que no pudimos detenerlo. El caballero francés tuvo menos suerte, debido en parte a las placas de matrícula alemanas que habían caducado el 21 de septiembre en su Nissan GT-R.

Lo registramos a 159 km/h en una zona de 50 km/h. A 103 km/h, se le confiscó inmediatamente el permiso de conducir francés y también incautamos el vehículo. El fiscal tomará pronto una decisión sobre lo que ocurrirá con el coche.

 

Galería: Nissan GT-R NISMO Special Edition 2021