Lamborghini es una marca sinónimo de exclusividad. Superdeportivos con siluetas únicas, casi alocadas, que sin duda no pasan desapercibidos y que en los últimos 20 años se han hecho cada vez más populares entre los aficionados de todo el mundo. De hecho, en estos años, la empresa de Sant'Agata Bolognese está experimentando el mayor crecimiento de su historia.

Dicho crecimiento, sin embargo, podría hacer que los coches de la casa del toro fueran menos exclusivos a los ojos de algunos clientes adinerados. Con esto en mente, el preparador DRVN Concepts ha creado este Gallardo Speedster especial... sin puertas.

Galería: Lamborghini Monterossa Speedster

Se producirá en una tirada limitada de solo 15 unidades y su forma está inspirada en muchos de los modelos históricos de la compañía, incluido el Countach. Una mezcla de conceptos que da como resultado un deportivo 'explosivo'.

El coche de partida es el ya icónico Lamborghini Gallardo, en versión Spyder. El superdeportivo que desde 2003 ha escrito brillantes páginas de la nueva historia de Lamborghini, puede considerarse como el precursor de la era moderna del fabricante de deportivos italianos.

Equipado con el icónico motor 5.2 V10 atmosférico y tracción a las cuatro ruedas, fue despojado de toda la carrocería por los especialistas de DRVN Concepts con el objetivo de crear una 'barchetta' sin puertas.

Lamborghini Monterossa Speedster

El resultado es un coche único, al estilo del Ferrari Monza SP2, pero con líneas mucho más angulosas, como las que nos tiene acostumbrado la firma de Sant'Agata Bolognese a lo largo de su historia.

Lamborghini Monterossa Speedster

Con la ausencia del paragolpes trasero, se pueden ver al descubierto el clásico escape del Gallardo y el final de la caja de cambios robotizada, con el famoso cárter de aceite, que, al igual que en el Sesto Elemento, ha hecho soñar a los aficionados de todo el mundo.

El Monterossa Speedster, como todas las carrocerías barchetta o speedster que se precien, ha visto reducido sustancialmente su peso respecto al coche original, el Gallardo, que no era especialmente pesado.

Lamborghini Monterossa Speedster

Aparte de la mecánica, las únicas partes que han permanecido inalteradas son el salpicadero y el volante. Al eliminar la pesada chapa de la carrocería, el coche consigue una increíble relación entre potencia y peso de 2,08 kg/CV.

Fuente: Robert Lewis, vía Speed Phenom