Puede que lleguemos un poco tarde de cara a Navidad, pero no podíamos dejar pasar la oportunidad de hablar de un juguete de los que nos gustan, para niños grandes, como es el caso de este tanque de radiocontrol que ofrece una compañía británica.

Se trata del llamado Brawler V2, del fabricante Xtreme RC, un impresionante tanque en miniatura que tiene pinta de ser una verdadera bestia en todo tipo de terrenos. 

Según la marca, este Brawler V2 está propulsado por dos motores eléctricos de Hobbywing de 2200kv y una batería de litio, y goza de una relación peso-potencia superior a la de un Ferrari 458 Italia, pero siendo mucho más capaz fuera del asfalto.

"El sistema de Hobbywing que propulsa el Brawler fue elegido por su demostrada fiabilidad y su ridículo nivel de potencia. Los dos motores ofrecen una potencia combinada de 8 CV, lo que le permite alcanzar 56 km/h en cuestión de segundos" afirma Xtreme RC.

Hablamos de un vehículo de radiocontrol a escala 1:5, con 82 centímetros de largo, 44,8 de ancho y 28,7 de alto, que pesa nada menos que 21 kilogramos.

En principio, el modelo está diseñado para una conducción agresiva, ya que goza de refuerzos de bajos y el cono frontal está fabricado en metal, para que pueda aguantar golpes sin demasiado problema.

La compañía ha lanzado una campaña para financiar la creación del Brawler V2, y por 373 libra esterlinas (444 euros), que supone un 25% de descuento frente al precio final, puedes asegurarte uno de los primeros ejemplares.

Por último, la firma destaca que el V2 cuenta con una cámara de vídeo integrada que permite al usuario compartir vídeos en primera persona (onboard).