Casi todos los fabricantes de motos que llevan un tiempo respetable en el mercado poseen algunos episodios interesantes en su historia. Por ejemplo, Ducati. Si bien es posible que sepas que la empresa comenzó a fabricar radios y componentes de radio en la década de 1920, seguro que menos personas saben que la empresa también fabricó vehículos utilitarios de tres ruedas.

A estas alturas, si estás familiarizado con Vespa, probablemente conozcas al menos una breve versión de la historia del origen del icónico fabricante de scooters. En la Italia posterior a la Segunda Guerra Mundial, la gente normal necesitaba un transporte barato y fiable para ellos y sus familias. La sensibilidad del diseño italiano parece haber sido incorporada a la cultura, pero la principal preocupación era la practicidad.

Galería: Ducati Fattorino y el Muletto

Así nacieron los icónicos scooters de Vespa, que siguieron creciendo con el mismo lenguaje de diseño hasta nuestros días. Sin embargo, la mayoría de ellos no eran capaces de transportar muchas cosas o muy voluminosas.

Aunque esta empresa fue la que más éxito tuvo en la creación de vehículos de la posguerra, eso no significa que otras marcas italianas no lo intentaran. Cuando MV Agusta celebró su 75º aniversario en 2020, echó un buen vistazo a algunos de sus propios vehículos utilitarios de posguerra.

Ducati Fattorino 50 1968 - Lado derecho

El 98 Motocarro, el 150 Centauro, el Trasporto Tevere y el 98 Turismo eran vehículos utilitarios de tres ruedas básicos pero hermosos. Por diversas razones, MV Agusta pronto se centró en las motocicletas, y estos modelos no se produjeron durante mucho tiempo más.

Volviendo a Ducati, el pequeño motor Cucciolo de 50 cm3 surgió después de la guerra, lo que marcó la primera vez que Ducati se embarcó en el camino en el que ahora nos encontramos en 2021. La empresa era aún joven, y pasar de la electrónica a las motos era ya un cambio bastante significativo.

Ducati Fattorino 50 1968 - Sillín, motor y depósito de combustible

La gente de Borgo Panigale todavía no había descubierto la verdadera identidad de la empresa, pero estaba ansiosa por probar (o quizás triplicar) la fabricación de vehículos utilitarios de tres ruedas.

Ducati acabó presentando dos de estos vehículos. El Fattorino (Repartidor) era un adorable y poco potente triciclo de 50 cm3 que, según se dice, tenía dificultades para arrastrar mucho peso debido a sus 1,5 CV de potencia. Más tarde llegó Il Muletto (La carretilla). Podía elegirse entre las cilindradas de 175 cm3 o 200 cm3, lo que la hacía más adecuada para su propósito.

Folleto de la carretilla elevadora Ducati

Disponía de una plataforma plana con laterales poco profundos, montada directamente detrás del piloto. No está claro cuántos de estos vehículos llegó a fabricar Ducati, pero de vez en cuando se ve material publicitario, restauraciones de motores e incluso vehículos enteros a la venta.

Si te has preguntado por qué no hemos mencionado antes el Piaggio Ape, es sencillo. Parece ser el único superviviente de la competición de desarrollo de vehículos utilitarios italianos de la posguerra. Desde 1948 se han producido variantes del Ape. Aunque otros han intentado 'imitar' su éxito, es el único que sigue a la venta en 2021. Incluso, en 2019, Piaggio anunció que iba a convertir el Ape en una versión eléctrica para cumplir con los requisitos de emisiones cada vez más estrictos.

Ducati Fattorino 50 1968 - Guardabarros delantero

Desde el principio, parece que Piaggio tenía la clave de lo que el público italiano -y más tarde, el resto del mundo- quería tanto de los scooters como de los vehículos de tres ruedas. Aunque Ducati y MV Agusta tuvieron problemas con sus propias creaciones de tres ruedas, estas empresas superaron sus años difíciles y acabaron por entenderse a sí mismas. Y por ello, el mundo de la moto les debe agradecimiento.

Fuente: RideApart.com