Laia Sanz es una competidora increíble, y no solo porque haya ganado 14 campeonatos mundiales de trial en su carrera. En un nuevo documental, nos adentramos en su trayectoria y descubrimos un poco más sobre lo que la hace tan buena.

Como ocurre con la mayoría de las personas, no hay una respuesta única. Al revés, es una combinación de cosas lo que ha hecho que Sanz sea quien es en 2021. Al igual que la mayoría de los pilotos profesionales de automovilismo de la era moderna, comenzó cuando era increíblemente joven. Recuerda que a los cuatro años empezó a coger y pilotar la moto de su hermano mayor.

Galería: Laia Sanz Embajadora de CUPRA

¿Qué pensaba su familia? Su padre montaba en moto, al igual que sus hermanos. En ningún momento ninguno le dijo: "Oh, Laia, no deberías hacer eso". Les parecía estupendo que estuviera interesada y recibía ánimos para salir a dar una vuelta.

Recuerda perfectamente que su padre la sentó en el depósito de una de sus motos, y dice que así aprendió a manejar el acelerador. Una vez que demostró que podía hacerlo, empezó a montar en las motos regaladas por sus hermanos mayores, hasta los 12 años más o menos. Entonces, por fin, consiguió su primera moto nueva. 

Desde el principio, su habilidad innata, el trabajo en equipo y la fortaleza mental son las cualidades que, según ella, han marcado la diferencia en su carrera. Antes de su retirada del mundo del trial, Sainz acumuló 13 títulos del mundo. Luego compitió en enduro, porque quería desafiarse a sí misma y aprender algo nuevo. Dio este paso como un acto previo a correr el Dakar, que era su verdadero objetivo.

Como la mayoría de la gente, no empezó siendo un prodigio del enduro. Poco a poco, sus habilidades mejoraron y posteriormente fue capaz de lograr su objetivo de participar en varios Dakar. Además, ha terminado los 11 que ha disputado. La última edición puede haber sido la más difícil, porque acababa de luchar contra la enfermedad de Lyme en 2020.  

Laia Sanz, KH-7 Rally Team

Eso, dijo, fue parte de lo que la convenció de dejar de hacer el Dakar y volver al escenario de los mundiales de trial con GasGas. ¿Cuánto ha cambiado esta especialidad en los años que ha estado alejada? No lo sabía, pero quería averiguarlo, y el resultado fue otro campeonato en junio de 2021.

La conciliación de la vida laboral y familiar, así como mantener los pies en el suelo y la cabeza humilde sobre los hombros, son las principales cualidades que, según Sanz, le han ayudado a lo largo de su carrera. Viendo todo lo que ha conseguido, nadie puede negar sus éxitos.