Mantener un programa de mantenimiento estricto no garantiza la longevidad de un vehículo, está claro, aunque puede ser la clave para conseguirlo. Los cambios de aceite regulares y un mantenimiento concienzudo pueden ayudar a prolongar la vida de un coche, permitiéndole acumular cientos de miles de kilómetros... o más.

Este Honda CRX Si de 1991 es uno de esos vehículos especiales, que ha conseguido sumar más de un millón de millas (1,6 millones de kilómetros) en el marcador. El concesionario Tampa Honda, en Tampa (Florida), es el propietario del coche, que puede verse allí expuesto.

Este coupé deportivo y clásico se expuso por primera vez allá por el año 2015, cuando el propietario en ese momento lo entregó al concesionario, según cuenta Sadakut Ali, un veterano de la concesión, con 17 años de experiencia.

Galería: Honda CRX Si 1991

En ese momento, el concesionario publicó una foto en su página de Facebook anunciando que el coche había recorrido 1.002.474 millas. Una cantidad asombrosa de kilómetros, que equivale a ir de la Tierra a la Luna y volver... ¡dos veces!

El coche todavía tiene su interior original, aunque el anterior propietario mandó pintar el exterior hace unos ocho o nueve años. Sin embargo, el habitáculo no es lo único que se mantiene de serie.

Según el concesionario, el coche todavía tiene su motor y transmisión originales. Hablamos de un cuatro cilindros de gasolina, con 1,6 litros y 105 CV, asociado a una caja manual de cinco marchas.

El Honda CRX Si de 1991 que se exhibe en Tampa Honda es un recordatorio de que no hay que deshacerse de un coche solo porque haya acumulado un número importante de kilómetros. A fin de cuentas, si se cuidan, este tipo de vehículos todavía pueden servir mucho más.

De hecho, el concesionario no tiene planes de vender este increíble CRX Si (nosotros tampoco lo haríamos). Lógico, pues para ellos, no hay mejor reclamo de la fiabilidad de los modelos Honda.