Este vídeo está destinado a causar una dolorosa punzadita en el corazón a todos los amantes de los coches deportivos. Te ponemos en antecedentes. Un Ferrari SF90 Stradale fue visto en São Paulo, siendo entregado a su afortunado propietario. Hasta aquí, todo normal.

Pero una situación bastante tensa e incómoda se hizo viral en las redes sociales. Cuando el superdeportivo híbrido italiano de 1.000 CV estaba en la plataforma del camión, listo para bajar, se produjo el derrumbe. Literalmente.

El Ferrari viajaba en un camión cerrado, una opción muy demandada cuando se trata de transportar vehículos de lujo. Porque recordemos que el SF90 Stradale tiene un precio de 430.000 euros; una cifra que asciende a los 480.000 euros para la versión Fiorano.

 

Aparentemente, el coche no sufrió ningún daño... por unos pocos centímetros. De hecho, si el Ferrari hubiera estado un poco más adelantado, hubiera perdido el paragolpes, como mínimo.

A pesar de lo inesperado de la situación, la escena fue tomada a broma por su propietario, el empresario João Adibe Marques, que incluso bromeó publicando una foto en sus redes sociales con el siguiente texto: "Tan hermoso... parece que cayó del cielo".

Galería: Ferrari SF90 Stradale 2019

Hablando del exclusivo Ferrari SF90 Stradale, el superdeportivo fue encargado en el color amarillo Giallo Modena e incluso luce las iniciales 'JAM', en alusión al nombre de su propietario.

El diseño exterior se completa con llantas diamantadas de cinco radios y una franja tricolor con los colores de la bandera italiana, desde el capó hasta la parte trasera, que también aparecen debajo de las iniciales 'JAM'.

El SF90 se presentó en 2019 y se convirtió en el segundo modelo híbrido de Ferrari (el primero fue el La Ferrari). Está equipado con un motor 3.9 V8 biturbo, de 780 CV, que trabaja junto a otros tres motores eléctricos, que rinden más de 220 CV. De este modo, se consigue una potencia máxima combinada de 1.000 CV.

 

Acorde a lo que anuncia Ferrari, el SF90 Stradale acelera de 0 a 100 km/h en solo 2,5 segundos, destacando aún más por alcanzar los 200 km/h en 6,7 segundos. La velocidad máxima es de 340 km/h.

A pesar de su elevado precio en Brasil, el SF90 Stradale es un éxito en el país. De hecho, esta unidad ya es la cuarta que se vende allí. Por supuesto, después del susto, el propietario pudo conducir su nueva y flamante máquina italiana y, afortunadamente, el operario de la plataforma se libró de un gran dolor de cabeza. 

Fotos: Erich Shibata

Galería: Ferrari SF90 Stradale prueba