Es bastante probable que sea la primera vez que contemplas este scooter clásico.

Cuando ves el nombre de KTM en 2021, es muy probable que pienses en la 1290 Super Duke R o en la 890 Adventure. Tal vez te gusta pasar más el tiempo en el barro, y la 450 SX-F sea más tu preferida. En cualquier caso, una cosa que probablemente no asocies inmediatamente con KTM son los scooters, y sin embargo, en la década de 1950, eso es exactamente lo que KTM fabricaba.

En 1955, KTM ya producía sus motocicletas R 100, Tourist y Grand Tourist, pero el público austriaco de a pie mostraba un gran interés por los scooters. Como transporte personal en aquellos años de posguerra, la practicidad de un buen scooter no podía ser superada. Así, KTM presentó su primer scooter en 1955, una pequeña máquina llamada Mirabell. Su nombre se debe al Palacio Mirabell de Salzburgo, y luce una especie de porte regio, ¿no crees?

Galería: KTM Mirabell 125 (1956)

En cualquier caso, la primera generación de Mirabell estaba propulsada por un motor monocilíndrico de 125 cm3, de 6 CV de potencia, fabricado por Rotax y técnicamente refrigerado por aire. Sin embargo, el aire que lo refrigeraba tenía que venir de un ventilador que se incluía en el diseño, debajo de toda esa sólida y esbelta carrocería de acero. La Mirabell también utilizaba lo que KTM llamaba un 'Dynastarter', que era a la vez motor de arranque y alternador.

Cuando se presentó en 1955, el Mirabell tenía una transmisión de tres velocidades con cambio de pie. La suspensión se realizaba mediante un basculante delantero y otro basculante con la unidad de motor incluida, detrás.

KTM Mirabell 125 (1956) a subasta

Llevaba un depósito de combustible de ocho litros, cuya boquilla de llenado salía a través de la carcasa del faro para no tener que levantar el sillín. ¿Era esa reubicación un golpe de genio total, o increíblemente absurdo? Eso lo dejamos a tu criterio.

En cualquier caso, KTM siguió fabricando un ciclomotor poco después, al que llamaron Mecky. Es interesante porque es el primer vehículo de KTM con un motor de fabricación propia, en lugar de utilizar motores Sachs fabricados bajo licencia por Rotax. La Mecky contaba con llantas de aleación de aluminio fundido, así como con un diseño de suspensión de torsión de elastómeros.

KTM Mirabell 125 (1956) a subasta

KTM tuvo en cuenta lo aprendido con la Mecky a la hora de actualizar la Mirabell. Por eso, en algunas de las fotos de esta KTM Mirabell 125 de 1956 que está a la venta en eBay, se pueden ver las herramientas de ajuste para esa suspensión de torsión de goma. También cuenta con esas llantas de aleación, que eran una novedad para KTM en aquella época, así como con una transmisión de cuatro velocidades. 

KTM Mirabell 125 (1956) a subasta

No está claro cuántas KTM Mirabell existen todavía en el mundo en 2021, especialmente fuera de lugares como el Museo KTM Motohall. Cuando vi este ejemplar por primera vez, aluciné, porque no pensábamos ver un scooters de KTM en los EE.UU., aunque ahora los coleccionistas seguro que estarán encantados de saber su ubicación.

Así las cosas, el vendedor de eBay dice que lo vende porque tiene demasiados proyectos y poco tiempo. También dice que está completa, pero no funciona, aunque el motor gira. Está disponible con una factura de venta, de un vendedor en Alhambra, California. Viene con todas las piezas adicionales que se ven en las fotos, y el vendedor está feliz de mostrarlo en persona a cualquier comprador interesado que se encuentre por las cercanías.

KTM Mirabell 125 (1956) a subasta

El precio de venta es de 3.995 dólares, aunque el vendedor también consideraría ofertas. Si quieres una pieza súper rara de la historia de KTM, este ejemplar es una buena ocasión, aunque seguro que en Europa encuentras modelos de similares características.

Fuente: eBayKTM