En los últimos años, los salones del automóvil lo han pasado mal debido a la crisis sanitaria, por supuesto, pero también por la falta de interés de algunos fabricantes ante los costes que suponía participar en ellos.

Por tanto, estos eventos deben reinventarse y un primer anticipo lo tendremos dentro de unos meses con la cita de Múnich, que sustituye a la de Frankfurt y que se celebrará cada dos años, alternándose con París.

Precisamente es el Mondial de l'Auto el que nos interesa hoy, ya que tras la cancelación de la edición de 2020 por los motivos que todos conocemos, los organizadores acaban de hacer oficiales las fechas del próximo evento. El salón francés tendrá lugar del 17 al 23 de octubre de 2022, unas semanas más tarde de las fechas tradicionales.

Galería: Todas las novedades del salón de París 2018

Si tienes buena memoria, te habrás percatado de que el salón de París 2022 se ha acortado, ya que solo estará abierto durante siete días, de lunes a domingo, frente a los 11 de 2018 y los 16 de ediciones pasadas. 

Los organizadores no quieren arriesgarse demasiado ya que, después de varios años sin espectáculo, está por ver si habrá mucho público interesado en acudir a la cita. La otra razón, por supuesto, es abaratar el evento para los fabricantes, que abandonaron los salones precisamente por sus astronómicos costes.

La próxima edición del Mondial de l'Automobile también estará asociada a Equip Auto, un salón dedicado a los profesionales, que tendrá lugar del 18 al 22 de octubre. Estos dos eventos se unen bajo una nueva bandera: la Semana del Automóvil de París.

Esta iniciativa de presentar dos eventos en el mismo lugar para particulares y profesionales se presenta como "una primicia mundial", según los organizadores, y parece una solución lógica para que ambas citan subsistan.

Así pues, el año 2022 debería marcar oficialmente el regreso de los eventos automovilísticos de consumo, con una nueva edición del salón de Ginebra, que se celebrará del 19 al 27 de febrero, entre otros. Esto también es el regreso a la normalidad...