Su nombre es PURSANG E-Track, se fabrica en España y ya se están entregando las primeras unidades.

Si la electrificación comienza a ser la tendencia dominante en la industria del automóvil, el mundo de la moto tampoco es ajeno a esta nueva movilidad, 100% libre de emisiones.

El último ejemplo sobre dos ruedas lo tenemos en Pursang Motorcycles, una 'start-up' española, fundada por el ingeniero y diseñador Jim Palau-Ribes, que tiene su sede en Barcelona.

Una denominación que, por cierto, te resultará familiar si eres amante de las motos. A fin de cuentas, nació en 1967 con la Bultaco PURSANG, que fue una creación del inigualable Paco Bultó.

Galería: Pursang E-Track moto eléctrica

Dicho nombre se recupera en esta joven marca, que ya está entregando las primeras 24 unidades de su 'ópera prima', la PURSANG E-Track, que es el resultado de nada menos que dos años de trabajo.

Y lo mejor de todo, es que salvo el motor y la batería, el resto de componentes se fabrican en España. De hecho, aunque se ensambla en Gerona, los primeros ejemplares han 'viajado' a distintos puntos de Europa, como pueden ser Alemania, Suiza, Italia, Holanda, Reino Unido y Francia. 

Este modelo, de aspecto 'flat track', cuenta con el mencionado motor Bosch, que entrega 11 kW, así como con tres baterías de 48 V, con una capacidad total de 7,2 kWh (2,4 cada una). De este modo, la PURESANG E-Track es capaz de ofrecer una autonomía total de hasta 140 kilómetros, mientras que la velocidad máxima puede alcanzar los 120 km/h.

Ahora bien, el dato de alcance puede variar, en relación al programa de conducción escogido: Go, Cruise y Boost. Además, desde el punto de vista práctico, cuenta con el modo Crawl Reverse, que actúa como una marcha atrás y facilita enormemente las maniobras.

Pursang Motorcycles no ha facilitado el precio de la moto, por lo que si estás interesado en ella, tal vez, lo mejor sea que le eches un vistazo a la web oficial de la marca y te pongas en contacto con ellos.