Saluda a los nuevos KR-202 y KR-E5000.

Si se menciona el nombre de Messerschmitt a una persona normal, lo primero que se piensa es en el infame avión de combate alemán Bf 109 de la Segunda Guerra Mundial.

Después de la guerra, Messerschmitt no tenía permiso para construir aviones, así que, entre otras cosas, la empresa produjo un pequeño coche de tres ruedas con asiento en tándem y techo abierto. El 'Kabinenroller', como se llamaba, ofrecía una motorización modesta y se fabricó hasta 1964.

Si avanzamos hasta la actualidad, los fabricantes de automóviles no han permanecido inactivos, a pesar de la pandemia que nos azota. Un ejemplo es Messerschmitt-Werke, que decidió aprovechar esos momentos de incertidumbre para seguir trabajando, revivir su pequeño microcoche y mejorarlo todo lo posible.

Galería: Messerschmitt KR Mircocar

El resultado es lo que estás viendo en imágenes, ahora llamado KR-202 o KR-E5000, dependiendo de si prefieres un motor de gasolina o la electricidad, para mover este coqueto microcoche biplaza y descapotable.

Rindiendo homenaje al diseño original del KR200, el nuevo KR mejora añadiendo frenos de disco hidráulicos en las tres ruedas, suspensión ajustable, carrocería de fibra de vidrio y chasis de acero y aluminio.

En cuanto a la potencia, el KR-202 cuenta con un motor monocilíndrico de gasolina de 125 cm3 con inyección electrónica de combustible y una potencia de 7,3 CV. El KR-E5000, por su parte, cambia la gasolina por la electricidad con un motor de 6,7 CV de potencia, alimentado por una batería de 1,4 kW.

La velocidad máxima es de 120 km/h y ambos tienen una autonomía de unos 160 kilómetros en el mejor de los casos. Sin embargo, el E5000 necesita la opción de doble batería para alcanzar esa velocidad máxima.

Messerschmidt KR Microcar

Curiosamente, a pesar del moderno equipamiento, el nuevo KR pesa menos que el original y eso incluye también a la versión eléctrica. El KR-202 de gasolina pesa 220 kilos, mientras que el E5000 no llega a esa cifra, por extraño que resulte.

Ese registro corresponde a la versión de una sola batería, que solo ofrece una autonomía de 80 kilómetros. También está disponible un techo opcional que añadiría un poco más de peso, como es lógico.

Messerschmidt KR Microcar

Messerschmitt-Werke afirma que los pedidos ya están abiertos para ambas versiones. El precio del KR-202 comienza en 10.950 euros, aunque se trata de un coste especial de lanzamiento para las primeras 20 unidades. El E5000 es un poco más caro, partiendo de los 12.950 euros.

Fuente: Messerschmitt-Werke, vía New Atlas