Tendrá hasta 2.000 CV, un peso inferior a 1.300 kilos y una velocidad de 400 km/h. Llegará en 2023.

Cuando hablamos de superdeportivos, lo lógico es pensar en Italia como primer país de origen de este tipo de vehículos. Dicho país europeo es el Olimpo del mundo del automóvil y muchos inversores extranjeros acuden allí para emprender sus proyectos relacionados con la automoción.

Sin embargo, los coches eléctricos están cambiando ese panorama, con fabricantes repartidos por muchos países, empeñados en desarrollar hiperdeportivos rápidos y silenciosos, con unos cuantos miles de caballos debajo de su carrocería.

Galería: Morand Cars hyperdeportivo suizo

Lógicamente, algunos de esos proyectos nacen y mueren, sin pasar de ser simples recraciones, que nunca conocerán la fase de producción. Aclarado este punto, hoy hablamos de Morand Cars, una empresa suiza, la última en aventurarse por este intrincado camino.

Los plazos de la firma helvética anuncian que en 2023 (a la vuelta de la esquina) pretenden tener listo un potente hiperdeportivo, disponible tanto en configuración híbrida enchufable como con energía 100% eléctrica, con un máximo de 2.000 CV.

Habrá, por tanto, una versión PHEV con un motor térmico, un bloque V10 del que desconocemos el origen, flanqueado por tres motores eléctricos (probablemente colocados en las ruedas delanteras, mientras que el V10 moverá las traseras, reproduciendo el esquema del Ferrari SF90) para ofrecer una potencia total de unos 1.200 CV.

La potencia de la versión 100% eléctrica del hiperdeportivo de Morand Cars será bastante más elevada, alcanzando los 2.000 CV. No sabemos con cuántos motores podrá contar, ni la capacidad del paquete de baterías, pero la empresa ha declarado que un "depósito lleno", puede llenarse en unos 10 minutos, naturalmente conectándose a un punto de recarga ultrarrápida o a un supercargador.

Morand Cars hyperdeportivo suizo recreación

Una potencia exagerada, si tenemos en cuenta que el conjunto solo pesará 1.250 kilos, mientras que la versión enchufable se quedaría en 1.370 kilos. Para ambas variantes, la velocidad máxima será de 400 km/h, mientras que de la aceleración, solo conocemos los datos del híbrido: de 0 a 200 km/h en unos 6,4 segundos.

Para dar vida a este modelo, Morand Cars está trabajando con otra empresa suiza llamada Bcomp, especializada en materiales compuestos y sostenibles. La idea es construir un hiperdeportivo con una excelente rigidez estructural, pero también ligero y medioambientalmente sostenible, respecto al tren motriz y a los materiales empleados en su construcción.

Morand Cars hyperdeportivo suizo recreación

Por el momento, todavía no hay ningún prototipo a escala y probablemente tendremos que esperar algún tiempo más antes de verlo en vivo. Según avanza el fabricante, el primer prototipo podría estar listo en 2022, m¡entras que su puesta de largo está prevista para 2023.