BMW Motorrad y Yamaha han visto aumentar la popularidad de sus maxiscooters, especialmente en los mercados europeos y asiáticos. Un tipo de modelos de moto que ofrecen mucha tecnología y un destacado confort, convirtiéndose en opciones ideales para recorridos de larga distancia.

No obstante, también resultan cómodos para los desplazamientos habituales al estar equipados con transmisiones CVT y ser suficientemente ergonómicos. 

Galería: BMW C 400 GT 2021

A principios de este año, Yamaha presentó la edición 20º Aniversario del TMAX. Esta vez, BMW es noticia al renovar sus modelos C 400 GT y C 400 X. Este último, lanzado en 2018, es una moto urbana, con rasgos de la GS, capaz de ofrecer también un buen rendimiento fuera de la ciudad.

Por su parte, el GT ofrece una línea más refinada, con soluciones aerodinámicas y un notable equipamiento de carácter premium. En definitiva, dos motos para clientes muy diferentes. 

Galería: BMW C 400 X 2021

En esta actualización, BMW Motorrrad ha introducido algunas mejoras interesantes. Para empezar, el motor monocilíndrico de 350 cm3, refrigerado por líquido, se ha mejorado con un sistema revisado de acelerador electrónico 'by wire'.

La potencia, 34 CV, sigue siendo la misma que antes, pero la gestión del propulsor se ha modificado, al igual que el escape, que estrena un convertidor catalítico y un sensor de oxígeno para cumplir con la normativa Euro 5. 

Tanto el C 400 X como el C 400 GT reciben una transmisión variable continua CVT ligeramente revisada, lo que se traduce en una entrega de potencia más suave, especialmente en situaciones de baja velocidad, según explica la marca alemana.

Por último, los BMW C 400 GT y C 400 X cuentan con un control de estabilidad revisado, que se activa un poco antes, mejorando así la seguridad en situaciones de baja motricidad.