Aunque no te lo creas, hay una buena razón que explica este acto, en el que aparece un culo nada discreto.

No todos los días se ve un coche de policía en el centro de una ciudad haciendo donuts, mientras alguien enseña su trasero por la ventanilla. De hecho, es algo que no se vive nunca, a menos que se viva en Luton, Inglaterra.

El vídeo que puedes ver a continuación lo divulgó Bedfordshire Live. El conductor del vehículo, un BMW Serie 3, parece querer quemar goma mientras derrapaba, pero no tenía la suficiente presteza para hacerlo bien. 

 

Pero más allá de esta peligrosa maniobra, lo realmente curioso (o califícalo como quieras) fue un culo 'furtivo'. Ante este acto, el ayuntamiento incluso tuvo que publicar un comunicado en su página de Facebook.

"Hemos visto el vídeo que circula por las redes sociales de un coche de policía haciendo donuts frente al Ayuntamiento. Se trataba de una productora que rodaba un programa de televisión y que tenía permiso para utilizar la zona como plató. No os preocupéis, no eran nuestros amigos de la Policía de Bedfordshire los que protagonizaron esta escena", rezaba el texto explicativo.

Galería: Renault Mégane R.S. Policía Municipal de Madrid

Alguien también publicó el vídeo en Reddit, pero sin el contexto de que era un montaje. Muchos comentarios creyeron que lo que estaban viendo era real, así que cayeron infinidad de críticas a ese supuesto comportamiento de la policía en Luton.

Todavía no hay información sobre qué programa filmó esta maniobra, según Bedfordshire Live, aunque, presumiblemente, se trataba de una comedia. También nos preguntamos por qué no hay cámaras visibles que capten la acción.

Conseguir los permisos de filmación y alquilar un coche de policía debe ser caro, así que no ver ningún equipo de producción cerca es extraño. Aunque, dada la incapacidad del conductor para hacer un donut como es debido, quizá se trate de una producción de bajo presupuesto.

En fin, hasta aquí llega esta anécdota. Cuando alguien nos diga en qué programa va a salir esta escena, te lo contaremos y la publicaremos. La moraleja de todo esto es que siempre hay que confiar en el buen hacer de la policía...