La compañía estadounidense AddArmor, con sede en el estado de Wyoming y especializada en el blindaje de automóviles, acaba de presentar su nueva creación, un brutal modelo pick-up que parece listo para un apocalipsis zombi.

En este caso el proyecto está basado en un Ford F-150 Raptor, pero no en uno cualquiera, sino en el Hennessey VelociRaptor, la salvaje preparación del especialista de Texas, que lleva la potencia del motor muy por encima de la cifra de serie.

Galería: Hennessey VelociRaptor por AddArmor

Básicamente, el bloque biturbo de gasolina que se equipa de fábrica, un 3,5 litros EcoBoost de Ford, catapulta su potencia desde los 456 hasta los 609 CV, gracias a la firma de John Hennessey. Anuncia un 0 a 100 km/h en poco más de 4,2 segundos.

Según AddArmor, su razón de ser es ofrecer "habitaciones del pánico móviles", es decir, automóviles convenientemente blindados que ofrezcan seguridad ante todo tipo de amenazas, tanto a clientes particulares como a mandatarios o empresarios de altos vuelos.

Hennessey VelociRaptor de AddArmor
Hennessey VelociRaptor de AddArmor
Hennessey VelociRaptor de AddArmor

Entre las creaciones de la compañía destacan un Ferrari 458 Speciale o un Audi RS 7 Sportback, aunque este VelociRaptor es un poco más extremo. Lo mejor de todo es que, además de la potencia y el blindaje, sus capacidades off-road le permiten escapar por cualquier ruta posible.

Para la protección de este modelo en concreto, la firma utiliza Dyneema, un compuesto de policarbonato que, según ellos, es 15 veces más resistente que el acero y 40 veces más que el Kevlar, al menos en relación al peso del propio material. 

Hennessey VelociRaptor de AddArmor

AddArmor asegura que el Dyneema es capaz de soportar munición de rifles de asalto, como un AK-47, así como el efecto de pequeños artefactos explosivos. Si el blindaje no es suficiente, también se ofrecen muchos componentes enfocados a conseguir una seguridad aún mayor.

El llamado 'Security Package' incluye desde manetas de las puertas electrificadas hasta sirena, luces de emergencia, doble batería o un interfono interior. También se ofrecen neumáticos run-flat, frenos Brembo o una suspensión reforzada, debido al peso adicional.