Este 'one-off' toma como base un 550 Maranello, pero luce una carrocería totalmente personalizada y un interior a medida.

El espíritu del Ferrari 250 GT SWB Breadvan, un coche de carreras del año 1962, sigue vivo casi seis décadas después, ya que el carrocero Niels van Roij Design acaba de presentar un homenaje moderno. Anunciado originalmente a principios de 2019, este 'one-off' (ejemplar único) con una zaga en forma de caja, se llama Breadvan Hommage y ha tomado como base un 550 Maranello. 

Sin duda, se trata de un shooting brake con aspecto retro realmente impactante. Su carrocería se ha modelado a mano para parecerse al Breadvan original, tanto en la parte trasera como en el frontal y, a la vista está, el resultado parece destacado.

Galería: Ferrari Breadvan Hommage de Niels van Roij Design

La fuente de inspiración de Niels van Roij Design tenía seis carburadores Weber que atravesaban el capó y estaban protegidos por una cubierta de plástico. El Breadvan Hommage imita ese aspecto con una burbuja transparente en el capó. Las luces circulares montadas en el paragolpes delantero refuerzan la conexión visual con el original.

También hay componentes diferentes al modelo de 1962, como por ejemplo las cuatro salidas de escape o las rejillas laterales situadas detrás de las ventanillas, fabricadas en plástico, para ahorrar peso. 

Ferrari Breadvan Hommage de Niels van Roij Design
Ferrari Breadvan Hommage de Niels van Roij Design

Niels van Roij Design también ha realizado bastantes cambios en el interior, donde ha colocado diales de estilo retro y mandos en aluminio fresado. El cuero negro acolchado se combina con la tapicería de Alcántara azul para los asientos, dotados de una estructura de fibra de carbono. Las correas de las puertas, por su parte, establecen una conexión con el coche de carreras de los años 60.

El motor V12 atmosférico de 5,5 litros del 550 Maranello se mantiene sin cambios, produciendo 486 CV y 568 Nm de par motor, en un coche que pesa ligeramente menos que el modelo donante, pues se queda en 1.716 kilos.

El tamaño de las llantas se ha incrementado en dos pulgadas, llegando a 20 y asociándose a neumáticos Vredestein, mientras que los amortiguadores Koni, hechos a medida, son ajustables para reflejar los del Breadvan de 1962.

Posiblemente, estás viendo la obra más espectacular de Niels van Roij Design hasta la fecha. ¿El precio? No se ha hecho público, pero no lo quieras saber...