Como sucede con cualquier tecnología nueva, el gran obstáculo para comercializar motos eléctricas es el precio. La mayoría de los clientes potenciales albergan dudas porque piensan que son demasiado caras. 

En este punto, entra en escena Alrendo, una nueva compañía que asegura que comercializará este tipo de máquinas por un coste asequible. Con sede en Wuxi, China, está a punto de lanzar su primer modelo en Europa, la TS Bravo, durante el próximo mes de mayo. La empresa ya acepta depósitos reembolsables de 300 euros y los primeros en realizarlos recibirán una estación de recarga gratuita.

 

La TS Bravo está pensada como una moto de uso cotidiano: no es un 'arma' para circuitos o una rutera de largos viajes. Desde luego, esa configuración estándar parece ideal para ganar el mayor número de clientes posible. 

El motor de imanes permanentes entrega 75 CV, suficientes como para que la moto logre una velocidad punta de 134 km/h. Esa mecánica se alimenta de una batería de 16,6 kWh (14,3 útiles), que se ofrece junto a un cargador de 3,8 kW. Según Alrendo, se puede tener lista en solo 3,7 horas.  

Lamentablemente, no se ha informado de la autonomía del vehículo. Sí podemos hablarte del equipo de frenos, conformado por dos discos de 300 milímetros, con pinzas de cuatro pistones, en la parte delantera y por un disco de 240 milímetros, con una pinza de dos pistones, en la trasera. La TS Bravo viene con llantas de 17 pulgadas, tiene ABS y pesa 200 kilos.

Galería: Alrendo TS Bravo, moto eléctrica

Desde el punto de vista comercial, la moto dispondrá de tres colores a elegir: Blue Vogue, Grey Shadow y Liquorice Black. Los clientes que ya hayan hecho su reserva, deberán abonar el 65% del precio, 9.995 euros, en marzo y el resto, en mayo. 

Cabe recordar que algunos países están excluidos de este depósito inicial, incluidos Andorra, Rusia, Serbia, Turquía, Ucrania o Islandia, entre otros. 

Ahora, toca esperar y ver cómo son las motos al natural. Por las fotos que tienes en este artículo, la Alrendo TS Bravo no se ve mal, pero estamos impacientes por descubrirla con nuestros propios ojos. ¿Te plantearías comprar esta moto eléctrica barata?