Un modelo japonés con más de 2.000 CV.

Hace algo más de un año, después de muchas especulaciones y tras haberlo visto originalmente como prototipo en el salón de Frankfurt de 2017, conocimos finalmente el Aspark Owl, un hiperdeportivo nipón 100% eléctrico, que promete unas cifras de auténtico infarto y que ya está a la venta.

A principios de la semana pasada la compañía anunció la apertura de un nuevo concesionario en Osaka, Japón, además del lanzamiento del Owl en Norteamérica, donde ya está en venta. En Europa y Oriente Medio se abrirán instalaciones en las próximas semanas, según la firma.

Galería: Aspark Owl 2020

El fabricante Aspark pretende fabricar 50 ejemplares de su hiperdeportivo de cero emisiones, de los cuales 20 están asignados a Europa, otros 20 a Oriente Medio, y los 10 restantes a Norteamérica.

Como ya sabíamos, esta bestia eléctrica nipona recurre a cuatro motores eléctricos, para un total de 2.014 CV de potencia y 2.000 Nm de par motor máximo, que se dice pronto.

Aspark Owl 2020

Suficiente para despachar el 0 a 100 km/h en alrededor de 2,0 segundos, el 0 a 300 km/h en 10,6 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 450 kilómetros, según la marca. 

La batería del modelo es de iones de litio, tiene una capacidad de 64 kWh y facilita una autonomía de alrededor de 450 kilómetros en ciclo NEDC, así que es muy probable que en un uso real la cifra sea bastante inferior.

Aspark Owl 2020

Cabe destacar que el Owl está basado en un chasis monocasco de fibra de carbono, incluye una carrocería de plástico reforzado con fibra de carbono, e incorpora amortiguadores hidráulicos que permiten variar la altura de la carrocería o frenos carbocerámicos, por ejemplo.

El disparatado precio de este hiperdeportivo eléctrico, limitado a 50 unidades, asciende a 2,9 millones de euros, y las entregas ya están en marcha.