No es un mal punto de partida...

Hace tres años el artista Qendrim Thaqi nos enseñó una serie de renders del llamado Porsche 9RE, un ejercicio de diseño pensado como un ficticio sucesor del poderoso Porsche 918 Spyder, y ahora este diseñador quiere ir un paso más allá.

A través de su compañía Arrera Automobili, Thaqi tiene intención de crear un vehículo real, aunque de momento todo lo que tenemos sobre él son recreaciones digitales que adelantan su diseño.

Galería: Illyrian Pure Sport, renders

El Illyrian Pure Sport, que así se llama esta creación, pretende convertirse en un vehículo de verdad, que además sería el primer supercoche procedente de Albania, según el propio Thaqi.

Esto, lógicamente, depende de si finalmente se lleva a cabo, pero el equipo de Arrera parece estar ya bastante involucrado en el proyecto. De hecho, ya hay equipos dedicados al desarrollo de ingeniería y de la carrocería.

Illyrian Pure Sport, renders
Illyrian Pure Sport, renders
Illyrian Pure Sport, renders

A nivel de diseño, es evidente que el Illyrian Pure Sport hace algunos guiños a superdeportivos de origen italiano, y no falta una carrocería de fibra de carbono. Llaman la atención, por ejemplo, los faros delanteros, en disposición vertical.

La fibra de carbono es protagonista en todo el coche, también en la zaga, donde encontramos un difusor o un gran alerón, por ejemplo. También destacan en la trasera las enormes salidas redondas de escape, situadas en la parte central.

Illyrian Pure Sport, renders

Aunque de momento el coche no es una realidad, Thaqi tiene en mente una serie de especificaciones para el vehículo. La idea es que esté propulsado por un motor 6,2 litros V8 LT2, de origen Chevrolet, como el del nuevo Chevrolet Corvette C8, aunque turboalimentado.

Gracias a dos turbos (el LT2 de serie es atmosférico), la potencia podría alcanzar alrededor de 850 CV de potencia, y se transmitiría a las cuatro ruedas a través de una transmisión Tremec de doble embrague y ocho marchas. En cuanto a prestaciones objetivo, la marca pretende conseguir un 0 a 100 km/h en 2,7 segundos y una velocidad máxima de 375 km/h.