La moto italiana adopta componentes de titanio, carbono y magnesio.

No es fácil tener un carácter extremo y acentuarlo aún más, pero en Ducati saben cómo lograrlo y, gracias a los accesorios Performance, la Streetfighter V4 realza su explícita deportividad. Todos estos componentes ya se pueden adquirir en la web de la marca italiana, así como en los concesionarios oficiales de la casa. 

Derivada de la Panigale V4, esta hipernaked disfruta de un motor con 208 CV y una aerodinámica propia de una montura de MotoGP, dos argumentos ideales para disfrutar de una emocionante experiencia de conducción en los circuitos. 

Galería: Ducati Streetfighter V4: accesorios Performance

Si nos centramos en los elementos de carbono, destacan los aletines y los protectores del talón, que ofrecen la máxima ligereza, además de dar un aspecto de competición. También sobresalen la tapa del depósito, que embellece esa zona de la moto, y la cubierta del embrague, diseñada para ofrecer una ventilación óptima cuando la Streetfighter V4 se emplea en la pista. 

El sistema de escape de la gama Performance es de titanio, un material muy resistente a las altas temperaturas y tan ligero que reduce el peso de la moto en 5,5 kilos. Además, con él, se incrementan un 6% la potencia y el par, tanto a revoluciones medias como elevadas.

Por supuesto, no faltan accesorios de aluminio, como los reposapiés del piloto, ajustables en cinco posiciones, para poder encontrar la que mejor se adapte a la fisonomía y al estilo de conducción de cada uno.

El kit de embrague en seco STM EVO-SBK también está fabricado en este material ligero, lo que mejora la sensación de conducción en la pista, con una función antideslizante más eficaz y una mayor fluidez en todas las fases.

Ducati Streetfighter V4: accesorios Performance

La funda del asiento permite transformar la Ducati Streetfighter de un biplaza a un monoplaza, está hecha de material plástico de alta calidad y no penaliza el diseño de la moto. Por su parte, los puños, inspirados en el mundo de las carreras, proporcionan un excelente agarre en cualquier situación de conducción y están diseñados para evitar el deslizamiento accidental de la mano y reducir la vibración percibida.

Por último, las llantas de magnesio se basan en las empleadas en Superbikes. Pesan tres kilos menos y mejoran la dinámica de conducción, porque reducen la inercia hasta en un 40%.