Podría tratarse del bloque S58 de BMW, de seis cilindros en línea y biturbo.

El año pasado Toyota lanzó al mercado uno de sus deportivos más esperados, el Toyota GR Supra, desarrollado junto al Z4 de BMW, y lo hizo con un motor 2,0 litros de cuatro cilindros, y con un bloque 3,0 litros de seis cilindros en línea, aunque en España solo se ofrece este último, el más potente de la oferta, con un precio que roza los 70.000 euros.

En Estados Unidos, el GR Supra introdujo una serie de mejoras este año, siendo lo más interesante un importante aumento de potencia para el propulsor de seis cilindros, que pasa de 340 a 387 CV. De momento, eso sí, en nuestro país nada se sabe sobre esta posible mejora.

Galería: Toyota Supra 2019, primera prueba

En cualquier caso, lo que parece estar claro es que Toyota está trabajando, además, en una variante todavía más potente del Supra, el hipotético GRMN del que ya hemos hablado en alguna ocasión, y que se dice podría contar con un propulsor mucho más potente.

Esta teoría cada vez va tomando más fuerza, sobre todo después de haber visto al GR Supra rodando en Nürburgring, en lo que parecen pruebas de desarrollo por parte del fabricante japonés. Además, los creadores del vídeo aseguran que el sonido del motor resultaba diferente al de cualquier otro Supra, a pesar de mantener la familiar nota de un seis cilindros en línea.

Toyota Supra

Todos los rumores apuntan ahora a que este prototipo del GR Supra que está circulando por el mítico Nordschleife podría equipar un motor diferente al de serie, es decir, otro seis cilindros en línea, de origen BMW, pero en concreto el bloque S58 biturbo, es decir, el del BMW M3

Del Supra GRMN se viene hablando desde hace ya meses, y las diferentes especulaciones indican que el motor 3,0 litros del M3 podría ofrecer en el deportivo nipón una potencia de 510 CV, así como un par motor máximo de 650 Nm, nada menos.

Toyota GR Supra 3.0: 340 CV

El bloque iría asociado exclusivamente a una caja de cambios automática, con convertidor de par y ocho velocidades. En todo caso, hace meses también supimos que BMW no estaba por la labor de 'prestar' uno de sus motores estrella de BMW M a otro fabricante, por mucha colaboración que hubiera de por medio.

De momento, y como todo son meras especulaciones, no nos queda más remedio que esperar y ver si, finalmente, el gigante japonés decide coronar la gama del GR Supra con una variante todavía más potente y deportiva.