Se trata del restyling de un SUV urbano, ¡que podría venderse por 6.500 euros!

A la venta en diferentes mercados globales desde 2016, el Chery Tiggo 2 2021 llega como un restyling a mitad de ciclo comercial. Lo hemos conocido a través de nuestros compañeros de Motor1.com Brasil y la verdad es que, nada más verlo, nos hemos quedado sorprendidos por su parecido al Hyundai KONA

Este SUV chino, de corte urbano, mide 4,2 metros de longitud y, gracias a esta actualización, ha visto mejorada la conectividad con el exterior y ha ganado una pantalla táctil más grande, ahora de 9,0 pulgadas.

Galería: Chery Tiggo 2 2021

Donde no se han producido mejoras es en la parte mecánica, que continúa protagonizada por un motor atmosférico de gasolina, con 1,5 litros y 116 CV, vinculado a una caja manual de cinco velocidades o a una transmisión automática con variador continuo, de nuevo desarrollo.  

El maletero también sigue ofreciendo 420 litros, una buena cifra, mientras que el chasis adopta una suspensión delantera McPherson y un eje de torsión en el tren trasero, como la mayoría de los coches de este segmento. 

Volviendo al apartado estético, los faros divididos del frontal le asemejan mucho al KONA. Además, la parrilla ha crecido de tamaño y se han insertado en ella toques cromados, para ganar calidad visual.  

Por su parte, el interior estrena salidas de ventilación, cambia la forma de la consola central y luce inserciones que imitan la fibra de carbono. Ahora, el freno de estacionamiento es electromecánico, con lo que se gana sitio para más huecos portaobjetos. 

Chery Tiggo 2 2021

El Chery Tiggo 2 iniciará sus ventas en China y, posteriormente, llegará a diferentes mercados sudamericanos, aunque sin fechas definitivas. No sabemos precios oficiales, pero si nos fijamos en las tarifas que su antecesor tenía en Chile, son realmente impactantes.

No en vano, la tarifa de acceso apenas llegaba a los 5.990.000 pesos chilenos, que equivalen a poco más de 6.450 euros. Si llegara a España con ese coste, más de uno se lo pensaría, desde luego...  

Fuente: Motor1.com Brasil