Si vas a viajar en coche este verano, echa un vistazo a estos consejos y trata de evitar alguno de los errores más comunes.

Con un verano un tanto especial, por todo lo que hemos vivido meses atrás, muchos de los españoles afrontan (o ya han afrontado) sus vacaciones en coche. Si te sirve como referencia, en términos de movilidad, el pasado año se registraron un total de 91 millones de desplazamientos, solo entre julio y agosto.

De ahí que nos hagamos eco de una publicación de Infovial, con consejos de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), con algunos de los errores más comunes cuando se viaja en verano... y cómo evitar disgustos al volante.

El primer y mayor error de concepto es dejar la revisión del vehículo para el último momento o, incluso, no llevarla a cabo. Aun así, antes de salir, siempre es recomendable revisar las luces, los niveles y la presión de los neumáticos.

Galería: Consejos para conducir en verano

Otro error de bulto es no planificar el viaje, lo que nos puede traer más de un dolor de cabeza, empezando por la posibilidad de sufrir mayores retenciones. Y viajar de noche, sin control, tampoco parece una buena idea. Conducir durante horas que suelen ser de sueño es peligroso y las bebidas energéticas o de cafeína no son más que un elemento que 'camufla' la somnolencia.

En marcha, es importante mantener la distancia de seguridad. Incluso, un poco más de lo habitual, ya que con más peso a bordo, el coche tardará más en detenerse. Otro fallo peligroso es tapar la luneta trasera con el equipaje, inutilizando el retrovisor interior y, por tanto, impidiendo la visión posterior.

El cinturón es igual de imprescindible y obligatorio que siempre, aunque haya a quien pueda 'molestarle' a causa del calor. No es excusa... y lo sabes. Siguiendo en el habitáculo, lo mejor es no cargar bultos en el interior, pero si lo haces, debes asegurarlos de modo que no puedan desplazarse. Y si optas por un remolque, recuerda que la velocidad máxima queda limitada a 80 o 90 km/h, dependiendo de si es pesado o ligero.

Otro detalle importante es respetar la velocidad en las travesías, circular con las luces de cruce siempre encendidas (si tu coche no tiene luces de conducción diurna) y transitar siempre por la derecha, en autovías y autopistas. Recuerda que circular por el carril central, estando el derecho libre, es motivo de sanción.

Por último, no podemos dejar de insistir en que te hagas ver si sufres una avería, con el chaleco reflectante, las luces de emergencia y de posición y los triángulos, al tiempo que te pedimos encarecidamente que no ingieras bebidas alcohólicas o medicación que produzca somnolencia. Dicho esto, hidrátate mucho... ¡y buen viaje!

Fuente: CNAE, vía Infovial