Si nos centramos en el Model 3, la mayoría de los fabricantes tienen un origen común: Alemania.

Hoy en día, Tesla sigue manteniendo su buena forma, en lo que a valor bursátil y ventas se refiere. Dos valores que parecen interconectados, ya que, tras duplicar las matriculaciones en China, durante el mes de mayo, su valor en la bolsa de Wall Street registró un máximo histórico. 

Pero... ¿qué pasa en Europa? Si nos centramos en 2019, último año completo del que conocemos adquisiciones, sus datos fueron muy buenos, sobre todo, analizando el caso particular del modelo de acceso a la gama: el Model 3.

De hecho, el propio Tesla Model 3 dominó el mercado europeo de los eléctricos en 2019, con 95.247 unidades. El segundo clasificado en el total fue el Renault ZOE, que consiguió alcanzar más o menos la mitad de ventas, con 47.408 coches. Ahora bien, ¿de qué marcas proceden todos esos conductores?

Galería: Prueba Tesla Model 3 Performance 2019

Según la información de Tesla, el modelo que más dejan atrás la mayoría de compradores es un compacto de combustión como el Volkswagen Golf, que con los datos en la mano, resulta bastante más económico: un Golf 8 cuesta desde 28.380 euros, frente a los 49.000 del Model 3 de acceso.

Entre los representantes de motor térmico, también destaca el 'trasvase' de usuarios desde el BMW Serie 1 o MINI, mientras que entre los híbridos, llama la atención los conductores que llegan desde el Toyota Prius.

Y los que ya han probado un eléctrico y buscan cambiar, ¿de dónde proceden? Pues, acorde a esta información, de modelos también más asequibles, como el Nissan LEAF o el Renault ZOE.

¿A qué se debe este fenómeno de afrontar una mayor inversión en la compra? Por un lado, tenemos claro que el efecto de la propia marca y el halo de tecnología que la rodea, animará a muchos conductores. Por el otro, también influyen las constantes actualizaciones de software y la garantía de la red de Supercargadores Tesla.

Sin embargo, hay otros factores, como el de los ahorros futuros que puede suponer su adquisición, por ejemplo, en términos mecánicos. Pero también, como sucede con otros eléctricos, por las ventajas fiscales o de movilidad que ofrecen los coches con etiqueta ambiental 0, tal y como puedes descubrir a través de la web de la propia marca.