Eso sí, este ejemplar cromado cuesta más de un millón de euros...

Es una pena que haya gente que se dedique a especular con coches que cualquiera estaría encantado de conducir a diario. Estos millonarios sin corazón los compran y, en vez de disfrutarlos al máximo, los guardan para, pasados unos años, ponerlos a la venta y sacar mucho dinero por ellos. 

Ese parece el caso de este Lexus LFA, con carrocería cromada, descubierto en Alemania. Solo tiene 870 kilómetros y, como ya te informamos anteriormente, piden por él 882.000, euros más el 19% del IVA, con lo que el montante final supera el millón de euros. 

Galería: Lexus LFA cromado, a la venta

Cabe recordar que el superdeportivo japonés costaba 415.000 euros cuando se puso a la venta en 2010. Por lo tanto, esta unidad vale más del doble que nuevo. Tiene sentido, ya que solo se fabricaron 500 ejemplares y, bajo mi criterio personal, se trata del mejor Lexus de la historia. 

Obviamente, el coche parece estar en perfectas condiciones, como recién salido de la fábrica. Es más, observando el interior, algunos podrían decir que jamás se ha conducido. Bueno, en realidad, menos de 1.000 kilómetros, como un viaje de ida y vuelta a la costa mediterránea desde el centro peninsular. 

La combinación de colores rojo y negro en el interior resulta atractiva. Lo que es más controvertido es el aspecto cromado de la carrocería, pero para gustos, los colores...

Ya sabes que el LFA se impulsa con un glorioso motor atmosférico V10, con 4,8 litros y 560 CV, situado en posición central delantera. La transmisión asociada es una automática de seis velocidades, mientras que tanto la carrocería como el chasis están realizados, parcialmente, en fibra de carbono.  

Lexus LFA cromado, a la venta

En materia de prestaciones, el biplaza asiático es capaz de alcanzar 325 km/h y llega a 100 km/h, partiendo desde parado, en tan solo 3,7 segundos. El actual dueño ganará mucho dinero, pero ha perdido la oportunidad de saborear este vehículo. Él sabrá... 

En fin, seguro que alguien está dispuesto a pagar la bestial suma de dinero que se pide. Un desembolso que seguro le sabe a gloria cuando aplaste el acelerador del LFA. 

Fuente: Mobile