Rememora algunos de los momentos más icónicos del Mundial de Rallies.

Para muchos, la época dorada del Mundial de Rallies tuvo lugar durante la primera mitad de la década de los años 80, con los llamados Grupo B. Una nueva categoría reina, creada en 1982, que estaba basada en coches brutales, que por entonces eran los competidores de rally más salvajes, potentes, avanzados y sofisticados que se habían visto nunca.

Aquellas salvajadas de Grupo B, que sustituían a los coches de Grupo 4 y Grupo 5, recurrían a motores turboalimentados y sobrealimentados con compresor, obteniendo enormes cifras de potencia, superiores incluso a los 500 CV en las últimas temporadas de la categoría.

 

Muchas de estas bestias con chasis tubular, carrocería de kevlar y tracción a las cuatro ruedas, son recordados como auténticos iconos de los rallies. Uno de ellos es el Audi Quattro, así como sus diversos derivados, como el espectacular Audi Sport Quattro S1 de 1985, con motor de cinco cilindros y más de 600 CV en la temporada de 1986. 

Aprovechando el confinamiento, el fotógrafo británico Dominic Fraser ha decidido recrear algunas de las fotografías más icónicas del Mundial de Rallies de aquella época, siempre protagonizadas por Audi, utilizando coches y figuras de la firma danesa de juguetes Lego. Y el resultado es genial.

 

Fraser, colaborador de la revista británica Evo, ha llevado a cabo este homenaje a la bestia de Ingolstadt de Grupo B utilizando precisamente un Audi Sport Quattro S1 de 1985, que es su coche favorito de aquella época. Lógicamente, es un coche de Lego que, además, pertenece a su propio hijo.

Según Fraser, estos dioramas son fruto de su pasión por los rallies y su predilección por el Audi Quattro. Además, existen infinidad de fotografías icónicas de este coche, que son algunas de las que ha querido recrear.

 

La razón de haber recurrido a Lego para dar forma a estas imágenes es sencilla. Fraser asegura que, aunque pensó en hacerlo con una miniatura convencional del Audi, decidió que utilizar Lego era la opción ideal, debido a que podría también recrear las escenas, con público, árboles, guardarraíles y demás detalles.

Hemos elegido algunas de las fotografías más míticas, pero no dejes de visitar el perfil de Instagram de Fraser para ver otros ejemplos, ya que no tienen desperdicio. 

Fuente: Dominic Fraser (Instagram)