Parece que el virus puede 'sobrevivir' hasta tres días en el interior del vehículo, por lo que es conveniente extremar las precauciones.

Poco a poco, empezamos a ver la luz al final de este túnel llamado pandemia, aunque es cierto que el maldito coronavirus (o COVID-19) sigue obligándonos a adaptar nuestra forma de vida. Algo a lo que la movilidad y el mundo del automóvil, como no podía ser de otro modo, tampoco están siendo ajenos.

En este caso, vamos a tratar de dar una serie de consejos, acerca de la limpieza y desinfección del coche, un aspecto esencial para todos aquellos trabajadores considerados esenciales o para los que han vuelto a su puesto en los últimos días, al no poder teletrabajar.

Para ello, seguimos los consejos de la propia Dirección General de Tráfico, que ha publicado en su revista una serie de medidas importantes, que debemos tener en cuenta a la hora de enfrentarnos a la limpieza de nuestro coche particular.

Galería: Limpieza y lavado del coche

Siguiendo las directrices del Ministerio de Sanidad, la DGT se hace eco de la recomendación de limpiar el coche después de cada uso, ya que el coronavirus puede sobrevivir hasta tres días en las superficies del vehículo (especialmente, en materiales como plástico y acero).

En este sentido, también recomienda llevar a cabo un mínimo mantenimiento antes de poner en marcha un vehículo que haya pasado mucho tiempo parado, como revisar la batería y la presión de los neumáticos, así como ventilarlo de vez en cuando.

Del mismo modo, se recomienda tener cuidado en las gasolineras y usar siempre guantes desechables, ya que los surtidores son lugares propensos a concentrar virus y bacterias, así como ser más cuidadosos que nunca al volante, para evitar accidentes y no sobrecargar más a los servicios de emergencias.

 

¿Cómo proteger a nuestro coche del coronavirus?

En este sentido, la publicación toma como referencia las recomendaciones de la cadena de talleres Euromaster, al tiempo que recuerda que lo mejor para limpiar es la lejía o el alcohol, rebajados en su justa medida. Ahí van los cinco aspectos que debes controlar:

  1. Elementos como tiradores, palanca de cambios y volante hay que limpiarlos a diario, aunque sea un leve repaso, tanto al iniciar la marcha como al dejar el vehículo.
  2. Uno de los componentes que más suciedad registran son las alfombrillas, por lo que no está de más limpiarlas con esmero. En este caso, desde Euromaster recomiendan cepillo y aspirador, para las de tela, o agua caliente a presión, para las de plástico. Todo, rematado por una solución desinfectante.
  3. El caso del salpicadero es similar, ya que recoge mucha suciedad. En este caso, aplicar el líquido hidroalcohólico resultaría suficiente.
  4. En el caso de los conductos de ventilación, aspirarlos podría ser buena idea, aunque es cierto que existen productos de limpieza exclusivos, si se quiere llevar a cabo un saneamiento a fondo.
  5. Las ventanillas resultan clave. En este sentido, la recomendación es desinfectarlas, con esmero, con líquido limpiacristales.

Fuentes: Revista DGT y Euromaster