El fin de la producción está anunciado para este mismo mes de abril.

Aunque fue hace algún tiempo, recuerdo como si fuera ayer el día en que me subí por primera vez en un BMW i8. Fue en julio de 2014 y, aunque algún compañero ya lo había 'catado' en la presentación internacional, no pude sentirme más contento al montarme en la primera unidad de prensa que se matriculó de ese 'ovni' con ruedas.

De hecho, el efecto que producía por la calle solo me parecía comparable al que experimentabas con el primer Audi R8. Y, la verdad, no era extraño que te preguntaran por la calle por él. ¡Y eso que todavía no equipaba los faros láser que estrenó tiempo después!

Por eso, hoy me cuesta un poco más darle a la tecla. Porque aunque la información se adelantó a principios de este 2020, ha sido la propia marca quien confirmó, hace unos días, el fin de la producción del modelo, en sus variantes Coupé y Roadster. 

Galería: BMW i8 2020, fin de la producción

Ahora bien, como no podía ser de otra forma, este deportivo 'Eco' tendrá su merecido espacio en la historia de la marca, ya que si el i3 se convirtió en el primer BMW eléctrico de producción, el i8 fue pionero entre los híbridos enchufables (o plug-in).

Pero tampoco hay que perder de vista algunos datos importantes, como que en diciembre del año pasado, la unidad número 20.000 del modelo saliera de la línea de montaje de la planta de Leipzig, en Alemania.

Si la cifra no te dice nada, no estaría de más recordar que ese número le permite a BMW 'presumir' de que el i8 sea, sin duda, el deportivo electrificado más vendido de todos los tiempos, teniendo en cuenta las ventas tanto de coupés como de roadsters.

BMW i8: De la visión al icono

Actualmente, en España, el BMW i8 sigue a la venta en sus dos carrocerías, con un precio de partida de 145.350 euros, para el Coupé, y de 160.350, para el Roadster.

En ambos casos, el esquema de propulsión queda compuesto por un motor turboalimentado de gasolina, con 1,5 litros y arquitectura tricilíndrica, junto a una unidad eléctrica, para sumar un total de 374 CV de potencia máxima combinada.

De este modo, si tomamos como referencia la variante cerrada, descubriremos que es capaz de alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima (autolimitada) y acelerar de 0 a 100 en 4,4 segundos. No está mal para un "jubilado"...